Intentan cobrar en zonas arqueológicas por uso de teléfonos

zonas
Mérida Yucatán a 15 enero 2016
.- El presidente del Consejo Empresarial Turístico de Yucatán (Cetur), Jorge Escalante Bolio, denunció que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Yucatán pretende cobrar 65 pesos por el ingreso de guías de turistas a zonas arqueológicas.

Asimismo, intenta fijar la tarifa de 45 pesos a los visitantes que accedan con equipos como teléfonos celulares, cámaras fotográficas y laptops, entre otros.

Entrevistado en La Quinta Montes Molina donde el gobernador, Rolando Zapata Bello, anunció la construcción del Centro Internacional de Congresos de Yucatán que tendrá una inversión de mil 200 millones de pesos, rechazó la pretensión del INAH local, porque los guías nunca han pagado un boleto de entrada.

Expuso que los guías son conocedores de los sitios arqueológicos y no tienen por qué pagar por el acceso, pues son los que pasean a los visitantes como lo pide el INAH federal.

“De igual forma, la instancia federal pretende un cobro de 45 pesos por persona que introduzca en el sitio teléfono celular, tableta electrónica, laptop o computadora”, subrayó.

Dijo que esa institución quiere establecer también en las principales zonas arqueológicas como Chichén Itzá, Uxmal y Dzibilchaltún, una revisión de mochila.

“Eso sería muy molestoso para los turistas, ya que tienen que hacer fila para pagar la entrada a la parte estatal y otra para el boleto federal, y con esta acción tendrían que hacer una tercera cola para la exploración de las bolsas”.

Anunció que a través de un escrito solicitaron a la delegación local del INAH que exprese la inconformidad de los prestadores de servicios ante su Dirección General, por las medidas ya comentadas que se implementarán pronto en  el Estado de Yucatán.

Consideró de grave retroceso si estas estrategias se aplican en el Estado, por lo que convocará a todos los prestadores de servicios turísticos a hacer un frente común a estas nuevas disposiciones federales en las ciudades mayas.

Expresó que la institución federal lleva con estas medidas el signo de pesos, porque una inmensa mayoría de personas que entran a las ciudades precolombinas cuenta con teléfonos celulares y cámaras digitales, entre otros aparatos.

Acotó que esas medidas pueden ocasionar una baja de turistas internacionales, “porque sentirán que se les explota económicamente y moralmente con la revisión de las mochilas”.

Finalmente, Escalante Bolio pidió el respaldo de los guías de turistas para luchar contra estas estrategias nacionales que afectarán turísticamente a la entidad si son llevadas a cabo.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook