Jubilosa bienvenida a la Virgen de Tetiz

Tetiz2
Hunucmá, Yucatán, 11 de enero 2016.-
“He recorrido muchas parroquias en la entidad, desde que me hice cargo del arzobispado, y grande ha sido mi asombro al observar el gran amor a la Virgen María que le profesan los yucatecos”, dijo el Arzobispo Gustavo Rodríguez Vega, en su mensaje durante la homilía de bienvenida a la Santísima Virgen “Nuestra Señora de Tetiz”, que este domingo fue traída en solemne procesión desde la vecina población.

Monseñor Rodríguez Vega presidió la misa de bienvenida de la Virgen, conocida como “La Pobre de Dios”. También estuvieron el Pbro. Javier Jesús Castillo Domínguez, Párroco de la iglesia local y responsable del santuario teticeño, además del Vicario, el Pbro. Fernando Escobar Fajardo y el sacerdote de la iglesia de San José del puerto de Sisal, Francisco Kantún Medina.

Los que participaron en la peregrinación que recorrió ocho kilómetros, distancia que separan ambos poblados, caminaron durante unas cuatro horas. En Tetiz inició la caminata después de las 7 de la mañana, al terminar la misa que ofició el Pbro. Jesús Javier Castillo Domínguez, y cuatro horas después, a las 11 horas, llegó a esta ciudad.

La jornada de caminata se hizo con un cielo nublado, con amenaza de lluvia y con un fuerte viento, sumado a una baja temperatura que inició en la madrugada del domingo.

Tal como se realiza siempre, la peregrinación llegó al cabo de la población y enfiló sobre la calle 30 para llegar al centro de la ciudad. En el trayecto se observó decenas de casas adornadas con motivos religiosos, lo mismo que por papeles y globos multicolores.

Este año no hubo mariachi y mucho menos se contrató la avioneta, que acostumbra sobrevolar los alrededores, arrojando flores al paso de la Santísima Virgen.

En la procesión también fue llevado en hombros la imagen del santo patrono San Francisco de Asís. En la misma participaron las Embajadoras de Hunucmá, Maricruz Tun Cob, así como Cecilia Poot Tun, del vecino municipio de Tetiz.

Como falló la coordinación, el Señor Arzobispo Rodríguez Vega no pudo ceñir la corona de la venerada imagen, solo se paró al frente para observarla, mientras la efigie católica permaneció en posición de espaldas.

Acto seguido los sacerdotes que lo acompañaron se dirigieron al sitio donde se celebró la ceremonia religiosa. A su paso entre la multitud fue saludando a la gente que se hallaba en el lugar.

Minutos después los custodios llevaron la imagen Santísima hacia el altar improvisado. A su paso la gente le aplaudió y le cantó.

“Siento mucha alegría de estar con ustedes en este gran día de fiesta, la llegada de Nuestra Señora de Tetiz (La Pobre de Dios)” dijo el jerarca católico, luego de ascender al escenario, después de trepar junto con los demás sacerdotes, por una empinada escalera de acero.

“Es grande el amor a la Virgen María, que le profesan los hombres y mujeres de esta hermosa tierra de Yucatán”, añadió el Arzobispo, mientras sostuvo que, la devoción franciscana, sabiamente, transmitió ese inmenso amor del pueblo maya a la Santísima Virgen.

“Ese mismo amor se ha ido transmitiendo de generación en generación, como podemos ver en esta importante celebración”, abundó.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook