Confirman alta incidencia en mortalidad materna: Graciela Freyermuth

muert3
Mérida Yucatán a 11 enero 2016.-
Yucatán es una de las cinco entidades federativas del país donde más mujeres mueren al dar a luz, afirmó la especialista del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas) Sureste, Graciela Freyermuth Enciso.

En reciente denuncia, la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey) estableció que en una década se contabilizan 26  casos de violencia obstétrica, y la muerte de cinco mujeres y nueve recién nacidos.

La antropóloga expuso que tratar de politizar la situación para minimizar lo revelado por la dependencia, solo hará que las cosas empeoren, pues “más que politizar o polemizar se requieren acciones concretas”.

Según los últimos datos de la institución que representa, en 2013 fueron 861 las muertes maternas en el país, de las cuales 94 fueron mujeres indígenas, es decir el 11 por ciento.

La autora del estudio “Determinantes sociales en la mortalidad materna en México”, detectó que existe un importante factor de desigualdad social en la llamada Razón de Mortalidad Materna (RMM), porque “los municipios con más de 40 por ciento de pobreza extrema tuvieron una RMM dos veces más alta que aquellos con un 20 porcentual con esa característica”.

“Es así que vivir en condiciones de pobreza determina en las mujeres una menor posibilidad de sobrevivencia y en la entidad esta es una realidad cotidiana que ya no debe tomarse a la ligera”, subrayó.

Asimismo, el estudio demostró que en los municipios con el Índice de Desarrollo Humano (IDH) más bajo, fallecen por motivos relacionados con la maternidad 143.08 mujeres por cada cien mil , contra las 36.5 que pierden la vida en los más favorecidos, por lo que la diferencia es de casi cinco a uno.

Resaltó que Puebla, Tlaxcala y Oaxaca son las únicas entidades que  cumplieron, e incluso superaron, sus metas particulares impuestas por la ONU

Por ende, Puebla bajó hasta 31.8 muertes maternas anuales por 100 mil nacimientos vivos, mientras que Tlaxcala llegó a 23.2, y Oaxaca a 50.4.

Sin embargo, cinco entidades que están más lejos de alcanzar sus objetivos para este año, tomando como referencia las cifras de 2013, son Campeche, Chihuahua, Guerrero, Chiapas y Yucatán.

Por ejemplo, al final de 2013 perdieron la vida por embarazo, parto o puerperio poco más a 50.8 mujeres en la entidad, “aún se desconoce que pasó en 2014 y el 2015, pero el querer minimizar el problema definitivamente no se va a solucionar”, precisó la especialista.

Por ello, más que cuestionar la recomendación de la Comisión de Derechos Humanos, la Secretaría de Salud de Yucatán y el propio gobernador Rolando Zapata Bello deben tomar en serio ese llamado de atención y establecer políticas y programas más eficaces para evitar la mortalidad materna y de bebés.

La realidad es que Yucatán aún figura en los estados con mayores índices de mortalidad materna y querer dar una solución política o mediática a esta situación, no solo no es la solución, sino que la entidad podría permanecer en esa nada decorosa posición por muchos años más, finalizó.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook