Estragos del frente frio No. 24 en el Poniente del Estado

aguita2
Celestún Yucatán a 6 de enero.-
Los efectos del frente frío No. 24 causaron estragos en dos puertos localizados al poniente de la entidad, donde ahuyentaron a buen número de visitantes, durante el domingo pasado, considerado el último día de la temporada invernal de vacaciones.

En Celestún y en Sisal, se registró una creciente marina que prácticamente inundó la playa. En el primer puerto yucateco el nivel del agua también rebasó algunas partes de la dársena del puerto de abrigo.

Como informamos en su oportunidad, también se registró una creciente en la Ría, que inundó la entrada al Parador Turístico, donde muchos visitantes tuvieron que bogar agua para llegar al muelle de atraque de las lanchas de paseo.

El fuerte viento se dejó sentir en ambos puertos, desde la mañana, aunque al mediodía la marea comenzó a subir y alarmó a algunos de los visitantes, principalmente los que se hallaba a la orilla del mar.

En el puerto sisaleño el mar creció de manera considerable y se subió hasta la parte alta donde se ubican palapas de descanso.

La gente que se hallaba a esa hora prefirió retirarse, aunque otros lo disfrutaron, pues remojaron sus pies en el agua que inundó el área. Por la tarde del domingo, cuando el viento arreció, hubo necesidad de resguardar embarcaciones, como ocurrió en el puerto de Celestún.

En Sisal se reportó que varias palapas se desplomaron, al “lavarse” su base con la creciente marina. El mal tiempo también provoca prolongada inactividad pesquera.
aguita3

También te podría gustar...

Comentários no Facebook