Reclaman mujeres de la CNC la propiedad social de la tierra

IMG-20160105-WA0032

  • Instauran el 5 de enero como el Día de la Mujer Campesina en México
  • Las cenecistas se comprometen a elevar 30 por ciento la producción y a lograr la seguridad y soberanía alimentaria
  • Intensa actividad en el marco del 101 Aniversario de la Ley Agraria

México D. F., a 5 de Enero de 2016.- En el marco de los festejos por el 101 aniversario de la Ley Agraria de 1915, más de 5 mil mujeres delegadas de toda la República demandaron que la tierra sea también propiedad de ellas, porque son las que la trabajan y cumplen con el legado de Emiliano Zapata, además de que se comprometieron a elevar hasta en un 30 por ciento la producción de alimentos en el país si se les reconocen sus derechos y las recomendaciones que la FAO ha hecho a México en su favor.

Encabezadas por la senadora Mely Romero Celis, secretaria de Acción Femenil de la Confederación Nacional Campesina, y por el propio presidente de esta central, el también senador Manuel Cota Jiménez, la lideresa habló de la marginación que sufre este sector: “Contamos solamente con el 15 por ciento de la titularidad de la tierra;  sólo 10 por ciento del total de las mujeres que trabajan en la agricultura tienen acceso a créditos, nada más el 5 por ciento cuenta con asistencia técnica y, por si fuera poco, prácticamente el cero por ciento no recibe ninguna remuneración por su trabajo”.

En el auditorio Benito Juárez lleno a su totalidad en el puerto de Veracruz, y ante la presencia del secretario de Agricultura (SAGARPA), José Calzada Rovirosa; del gobernador Javier Duarte de Ochoa, legisladores, presidentes municipales y mujeres dirigentes del sector rural de todo el país, el líder de la CNC, senador Manuel Cota Jiménez, fue primero en instaurar el 5 de enero de  cada año y a partir de hoy como el Día de la Mujer Rural en México.

La propuesta fue apoyada de inmediato por el gobernador Javier Duarte, quien en su intervención pidió que el campo mexicano no sea visto como un problema para el país, ya que en realidad es la solución; en tanto que José Calzada Rovirosa,  al frente de la SAGARA, reiteró el apoyo del presidente Enrique Peña Nieto a favor de las mujeres que trabajan la tierra.

Mely Romero –senadora por el estado de Colima—recordó entonces que el presidente de la República se comprometió a impulsar políticas públicas y programas diferenciados que beneficien específicamente a las mujeres del campo.

“Todo lo que el presidente va a impulsar nos va a beneficiar”, dijo, antes de agradecer el apoyo del titular de la SAGARPA quien también, señaló, “ha demostrado su fe en las mujeres, porque por primera vez, nuestras demandas son escuchadas; sé que nos va a ir muy bien y cuente con las mujeres cenecistas para seguir transformando el campo mexicano”.

Entre porras de las delgadas de las 32 entidades, la legisladora afirmó que la CNC está preparada para los retos del 2016, porque “las mujeres no somos un género de competencia, somos aliadas para conjugar y fortalecer los éxitos de nuestro sector, generando mejores expectativas para el sector femenil y fortaleciendo nuestra gloriosa organización cenecista”, exclamó.

En el evento, Mely Romero Celis expresó que actualmente las mujeres son quienes trabajan la tierra y, por ende, deben de ser las beneficiarias de los derechos agrarios. “La misma FAO lo dijo—destacó—que las mujeres garantizan la soberanía y seguridad alimentaria. “Si tuviéramos acceso a los beneficios de los programas del campo –aseguró—producirían 30 por ciento más de alimentos que el resto de los productores del país”

Reconoció a la dirigencia de la CNC por visibilizar a las mujeres rurales, cuando “no hay un censo, un diagnóstico certero que nos permita saber en dónde estamos, pues somos invisibles, marginadas y sin acceso a servicios”.

Finalmente entregó reconocimientos a mujeres destacadas en distintas disciplinas, recordó que este sector hizo suyas las causas de la Revolución Mexicana; su rebeldía a las políticas que van contra sus condiciones de género y que en la historia reciente han empuñado hasta las armas para defender sus convicciones y lograr participar en la lucha por la democracia.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook