Arabia Saudita ejecutó a clérigo chiíta y desata tensión con Irán

arabia-saudita
Arabia Saudita ejecutó el sábado un clérigo chiíta acusado de terrorismo y despertó tensiones con Irán, pues esta nación le pidió en numerosas oportunidades que no lo hiciera.

La ejecución del clérigo Nimr al-Nimr provocó que Irán convoque al encargado de negocios saudí y Arabia Saudita respondió convocando al embajador iraní para hablar de lo ocurrido.

“El Gobierno de Arabia Saudita apoya a los movimientos terroristas y a extremistas, y afronta las críticas dentro del país con opresión y ejecuciones”, declaró el portavoz del ministerio del Exterior de Irán, Hossein Jaber Ansari, advirtiendo que “el Gobierno saudita pagará un alto precio por esta política”, según la agencia iraní IRNA.

Este hecho ha provocado una separación en Oriente, pues mientras aliados de Riad, como Bahréin y Emiratos Árabes Unidos, expresaron su apoyo al reino, otros países, como Irak y el Líbano, han unido su protesta a la de Irán.

¿Quién es Nimr al-Nim?

El clérigo chiíta Baqr al-Nimr, también conocido como jeque Nimr, cobró fama por su oposición frontal al Gobierno sunita de Riad, que lo arrestó en 2012 tras los disturbios que marcaron la primavera árabe en el país, y lo condenó a la muerte en 2014.

Arabia Saudita lo acusó de alentar la violencia entre sus correligionarios, que son minoría no solo en este país, sino también en la mayor parte de los países árabes, salvo Irán, Azerbaiyán e Irak, donde son mayoría, mientas que en Líbano representan la mitad.

Tras la ejecución de el jeque Nimr, decenas de protestas han sido controladas por la Policía, las más grandes ocurrieron en Irán, donde manifestantes incendiaron la embajada de Arabia Saudita.

El líder de Hezbolláh también se pronunció en contra de la ejecución y amenazó al gobierno de Arabia Saudita.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook