Descifrando al Chikungunya

NAH

Dr. Eusebio Jiménez imparte conferencia magistral en el marco del Simposio de Medicina Interna.

El virus del Chikungunya se puede adquirir a través de la picadura del mosquito, el pinchazo de una aguja infectada y la exposición continua en laboratorios, sin embargo, aún no se ha comprobado que pueda transmitirse por medio de microgotas o partículas respiratorias, como explicó del Dr. Eusebio Jiménez Ríos, profesor de Pregrado de la Escuela de Medicina de la Universidad Anáhuac Mayab y miembro de la Asociación Mexicana de Infectología y Microbiología Clínica en su Conferencia Magistral“Descifrando al Chikungunya”, presentanda ayer en el marco del Simposio de Medicina Interna organizado por el Comité de Alumnos de la Escuela de Medicina de esta casa de estudios.

En su ponencia, impartida en el Auditorio Gomory, el especialista indicó que la sintomatología que presenta la enfermedad es similar a la de otras: fiebre, dolor muscular y  dolor en articulaciones, pero no es el único virus que los ocasiona; dengue, malaria, sepsis bacteriana y leptospirosis son las cuatro enfermedades con las que se puede confundir el diagnóstico. Sin embargo, en varias ocasiones se ha diagnosticado artritis juvenil, cuando el paciente llega pensando que tiene ese virus.

Señaló que de acuerdo a estudios, se registró una infección de chikungunya en un profesional sanitario que se pinchó accidentalmente con la aguja de un paciente afectado, y que varios trabajadores de laboratorio también contrajeron la infección después de manipular sangre con el virus. Estas exposiciones significan que puede haber transmisión por contacto directo, sin embargo no se han documentado otras formas como a través de microgotas o partículas respiratorias.

De acuerdo con información del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Chikungunya es una enfermedad nueva en el continente americano, transmitida por el mismo tipo de mosquito que propaga el dengue, por lo que en algunos casos se puede contraer ambas infecciones. La enfermedad aparece de 3 a 7 días después de la picadura del mosquito infectado y puede durar el mismo tiempo en la fase aguda. Entre los síntomas se encuentran: fiebre mayor a 39° C, dolor en articulaciones, cabeza, espalda, músculos, además de náuseas, manchas rojas en la piel (erupciones) y conjuntivitis (enrojecimiento de los ojos). En caso de presentar estos síntomas se debe acudir al médico y realizarse una prueba de sangre para confirmar el diagnóstico.

Después de la enfermedad, se pueden presentar secuelas, como son: dolor articular en manos, registrado entre el 50 y 76 % de los casos; tobillos, entre el 41 y 68 %; muñecas, entre el 29 y 81 %  y erupciones entre el 40 y 75%.

El Simposio de Medicina Interna busca mantener a los alumnos y docentes actualizados al crear un foro en el que se difunda el conocimiento aprendido y certificado por los profesionales en medicina interna.

En contexto:

  • El Dr. Eusebio Jiménez Ríos es médico internista –infectólogo; es miembro de la Asociación Mexicana  de Infectología y Microbiología Clínica; certificado por el Consejo Mexicano de Infectología y Microbiología Clínica, miembro de la Asociación Peninsular de Infectología, profesor adjunto de la Especialidad de Medicina Interna IMSS-Mérida, profesor del Módulo de Infectología y Residencia de Medicina Interna del Hospital O’Horán, profesor de Microbiología Clínica  en la Especialidad de Microbiologia  de la Facultad de Química (UADY) y profesor de pregrado de la Universidad Anáhuac Mayab y la Universidad Marista.
  • La Anáhuac Mayab recientemente fue sede de la XXVII Reunión Anual “La Academia Recomienda”, de la Academia Mexicana de Pediatría, A.C. Ahí se presentó la conferencia “Dengue: La siguiente enfermedad prevenible por vacunación” en la que el Dr. José Luis Arredondo García expuso la posibilidad de contar con una vacuna contra el dengue a partir del próximo año.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook