Entregan la presea “Ojo de Plata”

Francia Escobar Field, de la Fundación Artes Colombia y Francisco Pedro Domaniczky Lanik, de ITAIPÚ Binacional, Paraguay, segunda hidroeléctrica más grande del mundo, recibieron la presea “Ojo de Plata”, en el marco del Tercer Foro Regional América Latina y el Caribe "Responsabilidad Social Territorial" que se realiza en esta ciudad de manera coordinada con la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY). Al centro, Humberto Grimaldo Durán, coordinador del Observatorio Regional de Responsabilidad Social para América Latina y el Caribe de la UNESCO.

Francia Escobar Field, de la Fundación Artes Colombia y Francisco Pedro Domaniczky Lanik, de ITAIPÚ Binacional, Paraguay, segunda hidroeléctrica más grande del mundo, recibieron la presea “Ojo de Plata”, en el marco del Tercer Foro Regional América Latina y el Caribe «Responsabilidad Social Territorial» que se realiza en esta ciudad de manera coordinada con la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY). Al centro, Humberto Grimaldo Durán, coordinador del Observatorio Regional de Responsabilidad Social para América Latina y el Caribe de la UNESCO.

-Se otorga a empresas que ha entendido la responsabilidad social no como un bien del mercado, sino como principio solidario de crecimiento equitativo

Mérida, Yucatán, 27 de agosto de 2015.-  En ceremonia solemne, Francia Escobar Field, de la Fundación Artes Colombia, y Francisco Pedro Domaniczky Lanik, de ITAIPÚ Binacional, Paraguay, segunda hidroeléctrica más grande del mundo, recibieron la presea “Ojo de Plata”.

El galardón se entregó en el marco de las actividades del III Foro Regional de Responsabilidad Territorial, organizado por la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) y el Observatorio de Responsabilidad Social para América Latina y el Caribe (ORSALC-UNESCO).

 “Yo vengo del sector empresarial y creo firmemente en que una sociedad justa y equitativa solamente es posible haciendo un trabajo conjunto entre el sector productivo de la sociedad y los más vulnerables. No es posible que los empresarios den la espalda a las realidades concretas de los pueblos”, expresó Francia Escobar Field al recibir el reconocimiento.

“En Colombia sabemos el inmenso valor de la poesía, de su capacidad de mover los hilos más profundos del ser humano, de su fuerza para transformar a una sociedad y de buscar una vocación humanista, culta y en paz”, añadió.

Señaló que el reconocimiento es el resultado del trabajo que he realizado por más de dos décadas con jóvenes en situación de pobreza. “Hago un llamado enfático para que se acompañe a los jóvenes desde sus hogares”, en referencia al apoyo que se les puede brindar durante el desarrollo de los procesos educativos y culturales.

“Hay jóvenes que pueden estudiar y ejercer una profesión vinculándose al mundo laboral, pero hay una gran cantidad que vive en la marginación, que desde muy pequeños han tenido que vivir en situación de pobreza, conflictivas y en familias desintegradas”, comentó la galardonada.

Recalcó que hay jóvenes que han vivido en soledad y no han tenido quien los cuide y los ame, volviéndose más vulnerables a problemas como la drogadicción, prostitución o delincuencia. “Recordemos que ellos serán los que en un futuro recaerá la responsabilidad de nuestros países”, precisó.

Manifestó que recibir el “Ojo de Plata” la compromete a fortalecer los vínculos entre la empresa privada y el ORSALC, y espera que sea un llamado para que todos los empresarios sigan este camino.

Por su parte, Francisco Pedro Domaniczky Lanik, director de la Coordinación y Medio Ambiente de ITAIPÚ Binacional, Paraguay, indicó que este reconocimiento representa un compromiso para realizar y promover acciones en beneficio de la sociedad y seguir respaldando la responsabilidad social empresarial.

Advirtió que si ahora no dejamos las bases para un mejor futuro, no estaremos poniendo nuestro granito de arena en la estructuración de sustentabilidad ambiental del mundo futuro.

Aseguró que la tecnología, la innovación y el desarrollo pueden ir de la mano con la preservación de la naturaleza y que la creatividad del hombre es el elemento transformador de este proceso. “Hay que apostarle con compromiso, responsabilidad y actitud para alcanzar estos procesos de transformación”, agregó.

El reconocimiento “Ojo de Plata” es la distinción anual que entrega la ORSALC después de un seguimiento y aplicación de indicadores, visitas técnicas y otros estudios referenciales a las empresas que ha entendido la responsabilidad social territorial, no como un bien del mercado, sino como principio solidario de crecimiento equitativo de personas y comunidades.

Cabe destacar que dicho reconocimiento, entregado por las buenas prácticas y experiencias en responsabilidad social en la región, cuenta con el aval del Instituto Internacional de la UNESCO para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (IESALC).

En el evento, José de Jesús Williams, rector de la UADY, entregó sendos certificados al Comité Ejecutivo ORSALC y a los equipos regionales por zonas.

Los integrantes del comité son: Gladys Jiménez Alvarado, de Chile; José Othón Flores, de México; Beatriz Osio, de Paraguay; y Francia Escobar Field, de Colombia.

De la Zona 1 del ORSALC recibió un certificado la UADY; de la Zona 3, representada por los países andinos, lo obtuvieron las universidades de Antioquia y la Católica de Colombia; por la Zona 4, Argentina, Paraguay, Uruguay, ITAIPÚ Paraguay; y en la Zona 5, la Universidad Federal de Ciencias de Saude, Porto Alegre, Brasil.

—————-ooooooooo—————-

(Periodismo Digital)

También te podría gustar...

Comentários no Facebook