La historia del gancho para ropa es más interesante de lo que crees

1283752

CIUDAD DE MÉXICO, 17 de agosto de 2015.- Lo usas diario, los compras por docena y te los regalan en la tintorería, pero ¿sabes de dónde vienen los ganchos para la ropa? En su creación ha estado hasta un presidente de Estados Unidos. Ven, nosotros te contamos.

Se dice que Thomas Jefferson, tercer presidente de Estados Unidos, fue uno de los que lo creó, pero la realidad (documentada) es que fue un señor de Connecticut llamado O.A. North, el que lo diseñó en 1869.

Desgraciadamente, North no es considerado el ‘padre del gancho’ pues al hombre nunca se le ocurrió patentar su diseño, cosa que Albert J. Parkhouse hizo en 1903.

Según dicen, Parkhouse había llegado a casa después de un día de arduo trabajo cuando descubrió que no tenía donde colgar su saco, por lo que decidió doblar un alambre en forma semicircular hasta formar un gancho que pronto rediseñaría hasta adquirir una forma similar a la de los actuales.

Unas décadas más tarde, en 1932, Schuyler C. Hulett patentó un diseño nuevo que añadía tubos de cartón sobre la parte superior del gancho para prevenir arrugas en la ropa.

Tuvieron que pasar tres años más para que otra persona, Elmer D. Rogers, decidiera agregar un tubo en la parte baja del dispositivo para que la gente pudiera colgar sus pantalones.

Así fue como el diseño de mediados del siglo XIX fue evolucionando hasta adquirir la forma actual.

Hoy en día, hay ganchos de todo tipo de materiales, tamaños y formas, pero el original era un simple alambre doblado.

Probablemente no volverás a ver tus ganchos de la misma manera.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook