Municipio de Barcelona retira símbolos monárquicos de su sede

La presencia de una imagen del rey Felipe VI y de su padre Juan Carlos I en el Ayuntamiento de Barcelona está generando una polémica dada la iniciativa del gobierno del municipio de retirarla.

La presencia de una imagen del rey Felipe VI y de su padre Juan Carlos I en el Ayuntamiento de Barcelona está generando una polémica dada la iniciativa del gobierno del municipio de retirarla.


La presencia de una imagen del rey Felipe VI y de su padre Juan Carlos I en el Ayuntamiento de Barcelona está generando una polémica dada la iniciativa del gobierno del municipio de retirarla.

El salón de plenos del ayuntamiento albergaba hasta ayer un busto de Juan Carlos I, que reinó en España desde 1975 a 2014, pero las autoridades locales, de la formación Barcelona en Comú (izquierda) optaron por quitarlo del lugar.

La alcaldesa de Barcelona, la antigua activista contra los desahucios Ada Colau, justificó la decisión en que el busto «no se corresponde» con el del actual monarca (Felipe VI) y en que «hay una sobrerrepresentación de símbolos monárquicos».

Sin embargo, los concejales del Partido Popular (PP, centroderecha) colocaron hoy en el pedestal que ocupaba el busto del anterior monarca una fotografía de Felipe VI.

Sin embargo, la imagen del rey apenas ha permanecido unos minutos en el lugar ya que ha vuelto a ser retirada por el gobierno municipal.

La alcaldesa Colau, que promueve la independencia del gobierno regional de Cataluña de España, ha invitado a los portavoces de los distintos grupos a expresar su opinión sobre la retirada de la imagen real, con divisiones entre ellos sobre la oportunidad y el sentido de quitar el busto y la fotografía de los Borbones.

Desde el gobierno central, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría pidió públicamente a la alcaldesa Ada Colau respeto a la contribución de Juan Carlos I a la democracia.

La vicepresidenta advirtió a las autoridades de Barcelona de que el Ejecutivo español actuará en caso de que no cumpla la obligación legal de que haya un busto del rey Felipe VI en el salón de plenos del ayuntamiento.

Según diario El Mundo, Colau también tiene previsto retirar del Ayuntamiento otros dos bustos de los abuelos del Rey Felipe VI, Don Juan y Doña Mercedes de Borbón. Y estudiará la conveniencia de conservar otras obras como el cuadro que representa a la Reina Regente María Cristina y su hijo Alfonso XIII en el salón de plenos.

Además, el municipio quiere renombrar calles que aludan a la monarquía y pretende devolver a su estado original el monolito republicano situado en la plaza Juan Carlos I. La intención es restituir la estatua y el medallón dedicado a Pi i Margall que la dictadura franquista retiró tras tomar la capital catalana.

—————-ooooooooo—————-

(Periodismo Digital)

También te podría gustar...

Comentários no Facebook