Planeación del embarazo: responsabilidad compartida en pareja, especialista del IMSS Yucatán

embarazo

  • Si piensa embarazarse, debe asistir oportunamente a consulta con su médico familiar, lo que permitirá evaluar su estado de salud e identificar oportunamente los factores de riesgo
  • Debe tomar ácido fólico, cambiar a un estilo de vida saludable, evitar fumar, descartar alguna alteración hormonal, además de que también es importante realizarse exámenes médicos para descartar enfermedades o infecciones

Mérida Yucatán.- Una de las decisiones más importantes en la vida de cualquier pareja es decidir cuál es el momento más adecuado para un embarazo, aún más en el caso de la mujer, quien durante un periodo aproximado de nueve meses tendrá la responsabilidad del desarrollo una nueva vida; y en el futuro darle a su hija o hijo la alimentación correcta para propiciar un desarrollo adecuado.

El embarazo es una etapa que la mayoría de mujeres describen como maravillosa, sin embargo es muy importante el estado de salud antes, durante y después de la gestación para evitar complicaciones, tanto para ella como para el producto, indicó el médico ginecobstetra Manuel Aranda Vargas, jefe del área de Tococirugía del Hospital General Regional (HGR) Número Uno “Ignacio García Téllez” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Yucatán.

La decisión de tener una hija o hijo es responsabilidad compartida tanto de la mujer como del hombre. Embarazarse en los extremos de la vida reproductiva, antes de los 20 años de edad y después de los 35, puede ocasionar complicaciones a la salud de las féminas y poner en riesgo su vida.

Si piensa embarazarse, debe asistir oportunamente a consulta con su médico familiar, para que evalúe su estado de salud e identifique los factores de riesgo, los cuales durante un embarazo pueden incrementar la posibilidad de dañar la salud de la mujer o de poner en riesgo su vida y la de su bebé.

Si antes del embarazo o al inicio del mismo padece de sobrepeso, debe tener mayor atención médica y nutricional, para prevenir dislipidemias y diabetes gestacional. Si ya se padece de diabetes mellitus debe tener un adecuado control de azúcar y peso, consultando periódicamente con su médico.

Siempre es recomendable que antes de concebir, la paciente se encuentre en su peso ideal, ya que de no ser así pueden haber mayores complicaciones; por otro lado, debe tomar ácido fólico, cambiar a un estilo de vida saludable, evitar fumar, descartar alguna alteración hormonal, además de que también es importante realizarse exámenes médicos para descartar enfermedades o infecciones.

Además, si entre sus antecedentes se encuentra: bebés que nacieron con peso menor a 2.5 kilogramos o mayor a 4.0; parto difícil o por cesárea, hijos con defectos de nacimiento, parto prematuro, abortos o haber dado a luz productos muertos; así como presión alta, convulsiones o hemorragias y menos de dos años entre embarazos, es importante que tenga mayor control médico.

Su usted presenta alguno de los antecedentes mencionados, acuda con su médico familiar antes de embarazarse para recibir consejos de alimentación y sugerencias de cambios de hábitos, para que pueda tener un embarazo y parto en las mejores condiciones de salud.
(Periodismo Digital)

También te podría gustar...

Comentários no Facebook