Calor impacta economía y despierta humor en redes sociales

raspados
Mérida, Yucatán a 27 Abril 2015.-
 En esta ciudad del sureste mexicano, mientras algunos pasan apuros y sufren por exponerse a temperaturas superiores a los 40 grados, para otros el calor representa una oportunidad única para mejorar su economía y hasta hallar el lado humorístico en redes sociales.

En los últimos días, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), ha reportado que los termómetros han rebasado por más de siete días consecutivos los 40 grados.

Ayer domingo, esta ciudad reportó el máximo histórico de temperatura para esta capital que alcanzó 43.6 grados, que supera el valor histórico de 43.5 grados registrado un 27 de mayo de 2009.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) recordó que el Observatorio Meteorológico reportó apenas este sábado 25 de abril 43.2 grados en Mérida, convirtiéndose hasta en ese momento como el registro más alto para abril, históricamente hablando.

El Centro Hidrometeorológico Regional de Mérida también precisó que los 43.6 grados Celsius de este día permiten contabilizar 11 días con registros iguales o superiores a los 40 grados, por lo que este mes de 2015 se considera como uno de los abriles más calurosos, por lo menos en los últimos 45 años.

También advirtió que de acuerdo con las proyecciones, durante los próximos días, por lo menos hasta el martes, se mantienen los registros de muy calurosos a extremadamente calurosos para el estado con valores que oscilarían entre los 40 y los 43 grados Celsius, con la posibilidad de registros aún un poco más altos.

Por esa razón, desde muy temprano, los habitantes de la capital yucateca empiezan a buscar refugio en las sombras de los árboles, en tanto que las redes sociales están inundadas de quejas y los populares “memes” que hacen alusión a las altas temperaturas que impactan esta ciudad, desde el particular humor yucateco irónico, sarcástico, en el umbral de lo negro.

Sin embargo, el calor no cae mal a todos, pues muchos ven en esta temporada una época para mejorar sus ingresos y apuntalar sus negocios.

Uno de ellos es Enrique Lugo, quien como lo hacía su abuelo y su padre, todos los días se establece junto con su carrito de helados en la puerta de la popular Escuela Modelo, en pleno corazón del Paseo de Montejo.
heados

Comentó a Notimex que en estos días sus ventas prácticamente se duplican, “si en un día de invierno por ejemplo, vendo 50 helados, en uno con calor como el de hoy puedo vender más de 100”.

Sin embargo, dijo que el producto que vende “no necesariamente quita la sed, tiene mucha azúcar, así que la gente más bien consume helado para refrescarse y pues por eso le va mejor a otros compañeros que venden otro tipo de productos”.

En ese sentido, Diego Díaz Arcos, quien tiene su carrito de “bolis” también en el Paseo de Montejo, confirmó que en los últimos días sus ventas se han triplicado como consecuencia de los intensos calores.

“Se sufre porque aquí solo estoy parado un rato y luego camino hasta el Monumento a la Patria y de ahí regreso hasta mi casa ubicada en el sur de la ciudad; la caminata es dura con este sol, pero se compensa con las ventas y hay que aprovechar porque no siempre se vende así”, subrayó.

Diego tiene más de ocho años en el negocio de los “bolis” (bolsita de plástico, de forma rectangular llena de agua congelada con sabor), comentó que cada época de calor parece peor que la anterior, “por lo menos eso dicen los clientes, que seguro este es el año más caluroso de todos, e igual lo es, pero pues aquí en Mérida todos los años son calurosos”. (NTX)

bois

De la misma manera se pronunció Eugenio Soberanis Canul, quien se dedica a la venta de granizados o “raspados” como también se le conoce.

“En un día normal vendo unos 50 raspados, pero en esta última semana he llegado a vender hasta 200 en un solo día, la gente dice que se está asando y pues quienes nos dedicamos a este negocio tenemos que aprovechar”, comentó.

Indicó que lleva año y medio en el negocio y son precisamente las épocas de calor las que permiten a él y su familia obtener ingresos adicionales, por lo que aunque el calor “pegue fuerte”, espera que dure varios días más.

Los pronósticos son favorables para Eugenio y los otros entrevistados, pues el reporte de la Conagua indica que las altas temperaturas no ceden en Mérida.

Apenas la víspera , el termómetro en el observatorio alcanzó los 44 grados, considerado hasta el momento el valor más alto en lo que va de 2015.
graniza

(Periodismo Digital)

También te podría gustar...

Comentários no Facebook