Demanda La CNC Revisar Se Cumplan Derechos Humanos De Los Jornaleros Agrícolas Del País

10940595_757209577696900_2687827791691908999_n[1]

  • El senador Manuel Cota Jiménez pide se pacte por escrito sus condiciones generales de trabajo

México D. F., a 23 de abril de 2015.- El senador y presidente de la Confederación Nacional Campesina exigió hoy una revisión puntual y profunda, no sólo de los derechos laborales, sino de los derechos humanos de los jornaleros agrícolas del país.

Porque “hoy, niñas, niños, adolescentes y sus padres, se colocan en las actividades laborales, pero sus derechos no están debidamente cubiertos, expresó tras señalar que “quienes hemos tenido la oportunidad de recorrer el país y particularmente en el Norte, cerca de San Quintín (Baja California), podemos apreciar esta circunstancia.

Y en el contexto de la reunión anunciada para mañana 24 de abril en San Quintín, en que representantes de las autoridades de la Federación hablarán con los jornaleros de la región, el líder de la CNC se pronunció porque en adelante se deba pactar por escrito las condiciones generales de trabajo, salario, prestaciones en especie y en dinero, forma de pago, descuentos en caso de comedores o adelantos, condiciones de alojamiento y la duración mínima del contrato con los trabajadores agrícolas, mismo que debe quedar depositado en la Junta de Conciliación y Arbitraje más próxima al lugar del reclutamiento.

Lo anterior forma parte de las adiciones y reformas a la Ley Federal del Trabajado presentadas en este mes por el senador Manuel Cota Jiménez y otros legisladores, con el fin de proteger los derechos de unas 405 mil familias en constante movilidad, desplazándose durante el año en busca de oportunidades laborales en el país, las que, desafortunadamente, por la escasa preparación educativa y su pobreza, generalmente son víctimas de abuso por parte de los empleadores de mano de obra, quienes vulneran los derechos humanos y laborales de estas personas.

De acuerdo con la iniciativa, la situación en la que trabajan y viven los jornaleros agrícolas se caracteriza por la precariedad de las relaciones laborales y de seguridad social; ausencia de prestaciones laborales; exposición a agroquímicos; extenuantes jornadas de trabajo; condiciones inaceptables de remuneración, ya que reciben pagos solo por tarea determinada y a destajo; además de que los mecanismos de contratación que utilizan los empleadores vulneran los derechos laborales.

El senador por Nayarit y líder de la CNC reconoció que aun cuando con la reciente Reforma Laboral se logró reconocer un conjunto de derechos para estos trabajadores y se establecieron obligaciones claras y precisas que deben respetarse, hay violaciones constantes al marco legal.

Por ejemplo, se amplían los horarios de trabajo aprovechando la necesidad de los trabajadores a destajo; se emplea indebidamente a niños; todos llevan a cabo jornadas superiores a las ocho horas y realizan labores inadecuadas para su condición física y perciben salarios insuficientes.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook