Realizó IMSS Yucatán el primer curso teórico-práctico de laparoscopía Urológica

 image007

  • Participaron 15 médicos tanto de base como residentes de Urología
  • La parte teórica se realizó en el Hotel Hyatt Regency Mérida. En el segundo día del curso se realizó la sección práctica con cirugías en el HGR No. Uno

Mérida Yucatán.- La Cirugía de Mínima Invasión tiene múltiples beneficios: el paciente presenta menos dolor, la recuperación es más rápida, estéticamente es mejor ya que se realizan menos incisiones y puede volver a sus actividades cotidianas en poco tiempo 

El Instituto Mexicano del Seguro Social Delegación Yucatán realizó el Primer Curso Teórico-Práctico de Laparoscopia Urológica, a cargo del doctor José Francisco López Verdugo, quien cuenta con amplia experiencia y conocimientos en cuanto a esta técnica denominada también como cirugía de mínima invasión y se desempeña como director del Instituto de Urología Robótica y Laparoscópica en Monterrey y es cirujano urólogo del Hospital Regional de Especialidades (HRE) No. 25  del Noreste.

El doctor Ismael Cruz Cano, jefe de la Coordinación de Cirugía del Hospital General Regional (HGR) Número Uno «Lic. Ignacio García Téllez» del IMSS en Yucatán, quien coordinó la organización del curso junto con el doctor Moisés Hernández Hernández, médico no familiar adscrito a Urología del HGR Número Uno, indicó que participaron 15 médicos, trabajadores del IMSS, tanto de base como residentes de Urología.

La parte teórica se realizó en el Hotel Hyatt Regency Mérida, mientras que la parte práctica se llevó a cabo en el HGR No. Uno, donde se practicó cirugía de mínima invasión a pacientes previamente diagnosticados y preparados.

Estuvieron presentes en la inauguración del curso los doctores: Jorge Martínez Torres, jefe de Servicios de Prestaciones Médicas; Alonso Sansores Río, coordinador delegacional de Programas Integrados de Salud –PrevenIMSS-, Rebeca Zetina Muñoz, coordinadora de Gestión Médica y Camilo Olivas Araujo, director del HGR  No. Uno.

Cruz Cano mencionó que con este curso teórico- práctico se mejora la calidad en la atención y promoción de la cirugía de mínima invasión, que es relativamente nueva en el área de la Urología, pero es de suma importancia ya que tiene múltiples beneficios, entre ellos: por lo general el paciente presenta menos dolor, la recuperación es más rápida en comparación a las cirugías convencionales, estéticamente es mejor ya que se realizan menos incisiones y si no tiene complicaciones puede volver a sus actividades cotidianas en poco tiempo.

También señaló que las cirugías laparoscópicas en el Área de Urología se han llevado a cabo en el HGR No. Uno desde hace aproximadamente un año, realizándose un estimado de cinco por mes; sin embargo, con el adiestramiento y capacitación de más personal en esta técnica el número podría incrementarse.

Las cirugías laparoscópicas de otras especialidades, por ejemplo cirugía general, se han realizado desde hace 20 años en este hospital. En cuanto a los criterios para que un paciente sea candidato a la cirugía de mínima invasión, éste no debe tener antecedentes de insuficiencia cardíaca o cirugías a nivel abdominal, por mencionar algunos.  

Por su parte, el doctor José Francisco López Verdugo, quien tiene estudios en prestigiadas universidades del país, así como en el extranjero, fue el encargado de realizar las ponencias: “Principios de Cirugía Urológica Laparoscópica”; “Prostatectomía Radical Robótica y Laparoscópica, estado actual en México”; “Complicaciones en Cirugía Laparoscópica” y “Beneficios de la Cirugía de Mínima Invasión: Recuperación del paciente, Evolución, Costos Hospitalarios”. López Verdugo además subrayó la importancia de este tipo de cirugías para mejorar la calidad de la atención del paciente e incluso reducir costos hospitalarios.

En el segundo día del curso se realizó la sección práctica con cirugías en el HGR No. Uno, una de ellas, “Pieloplastia Laparoscópica Derecha”, (significa retirar un área estrecha y ampliarla) en un paciente de 14 años de edad con diagnóstico de estenosis en la unión uretero-piélica,la cirugía  se llevó a cabo en 65 minutos y el paciente fue egresado a las 24 horas, sin complicaciones postquirúrgicas.

También se realizó una “Fistulectomía Vesico-Vaginal Laparoscópica”, (retirar la comunicación anormal entre la vejiga y la vagina) en una paciente de 62 años de edad con diagnóstico de Fístula Vesico-Vaginal. La cirugía se llevó a cabo en 74 minutos sin complicaciones transquirúrgicas, egresó a las 24 horas del postquirúrgico, sin complicaciones.

Con esto se dio por concluido el curso. La clausura estuvo a cargo del doctor Ismael Cruz Cano, quien finalizó agradeciendo las atenciones prestadas y el interés de las autoridades hospitalarias hacia estas técnicas quirúrgicas que benefician no sólo al paciente, también al Instituto.

(Periodismo Digital)

También te podría gustar...

Comentários no Facebook