El alcalde no asume una responsabilidad aludida

RUBEN SEGURA PEREZ

  • El regidor del PRI, Rubén Segura Pérez señala que se tuvo el tiempo suficiente para hacer frente a esas condenas que fueron sentenciadas en 2013 y 2014 y que nunca se enlistaron en los proyectos del presupuesto de egresos de 2014 y 2015.

Mérida, Yuc., 18 de abril.- Respecto a la negativa de los regidores del PRI de votar una propuesta presentada en sesión extraordinaria de Cabildo por el alcalde Renán Barrera Concha, relacionada con una sentencia emitida por el Tribunal de Justicia Fiscal y Administrativa a favor de 13 particulares por más de 27 millones de pesos, el edil priista Rubén Segura Pérez lamentó la actitud cerrada al diálogo y la construcción de acuerdos asumida por el alcalde Renán Renán Barrera Concha, que trata de engañar a la ciudadanía con justificaciones inválidas para no asumir una responsabilidad aludida.

Hemos escuchado declaraciones que han calificado como irresponsable la conducta de los Regidores del PRI. Fuimos muy claros y estamos a favor de que el Ayuntamiento cumpla una sentencia en los términos que fue dictada, es decir, que se realicen las modificaciones presupuestales necesarias para efectuar el pago de la sentencia.

De lo que no estamos a favor es la forma oscura de endeudar más a la administración municipal siguiente al dilatar una sentencia emitida por el Tribunal y que deriva en una grave omisión de esta administración municipal panista.

Todo parece indicar que esta situación de cumplimiento con carácter de urgente de la sentencia, se deriva de omisiones que pudieran ser imputables a funcionarios de este Ayuntamiento, como el Secretario de la Comuna Alejandro Ruz Castro o el Oficial Mayor, Mario Martínez Laviada, en virtud de que las sentencias tienen fechas del año 2013 y principios de 2014. Aunado a que el tribunal tuvo conocimiento que aproximadamente el 13 de diciembre de 2014 se solicitó se pusiera a consideración del cabildo las modificaciones presupuestales, cuestión que nunca se hizo.

Es decir, los funcionarios tuvieron el tiempo suficiente para tomar las previsiones necesarias para hacer frente a estas condenas y al ser sentencias de fechas de 2013 y 2014 considerarlas en los proyectos de presupuestos de egresos de los años 2014 y 2015, lo que no sucedió.

«De lo contrario no estaríamos entrampados en esta situación que fue ocasionada por la falta de destreza administrativa de este Ayuntamiento».

(Periodismo Digital)

También te podría gustar...

Comentários no Facebook