La religión, referencia para entender lo que sucede

la doctora María Eugenia Patiño López, consejera de la Red de Investigadores del Fenómeno Religioso en México (RIFREM), en la inauguración del encuentro número 18 de los especialistas integrantes de esta agrupación, hoy en el edificio central de la UADY.

La doctora María Eugenia Patiño López, consejera de la Red de Investigadores del Fenómeno Religioso en México (RIFREM), en la inauguración del encuentro número 18 de los especialistas integrantes de esta agrupación, hoy en el edificio central de la UADY.

• Más de 250 ponencias en el XVIII Encuentro Red de Investigadores del Fenómeno Religioso en México, evento que se realiza en la UADY

Mérida, Yucatán, 15 de abril de 2015.- “Ante los problemas bélicos, conflictos sociales, crisis económicas y auge de tecnologías en diversas regiones del mundo se observa el retorno, si es que alguna vez se fue, de la religión”, dijo la doctora en Ciencias Antropológicas María Eugenia Patiño López, consejera de la Red de Investigadores del Fenómeno Religioso en México (RIFREM).

“La religión ha tomado muchas caras, muchos rostros, ya no son solamente las iglesias las instituciones que le dan sentido y norman la religión sino nuevas formas de tener a lo sagrado en la vida cotidiana”, enfatizó la especialista en el marco inaugural del XVIII Encuentro de la RIFREM que en esta ocasión lleva por título “Etnografía, archivos y otras fuentes en el estudio de la religión”.

“Por lo tanto, en este mundo de incertidumbre la religión sigue mostrándose como un camino y referencia importantes para aprender a vivir o tratar de entender lo que sucede en los nuevos contextos”, aseveró la doctora Patiño López poco después de la inauguración en el auditorio Manuel Cepeda Peraza del edificio central de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), sede del evento.

Con respecto a la presencia de representantes de la iglesia en conflictos los sociales que se registran en diversos estados del país la entrevistada expresó que “observamos esta situación con múltiples posibilidades, por ejemplo, el caso de la iglesia católica que desde siempre ha tenido un trabajo de pastoral social y otros actores, que son las nuevas iglesias, que van tomando estos escenarios y se vuelven en una iglesia más en el mundo contemporáneo sin dejar las partes espirituales que le dan sentido”.

“Empero –recalcó- las pastorales que vemos con migrantes en las fronteras (sur y norte) es un ejemplo de cómo algunos sectores de la iglesia están comprometidos de manera particular y hacen grandes apoyos y aportes a estas temáticas que nos duelen de muchas maneras; la iglesia, por ser una institución de larga data, dentro de la cultura mexicana, sirve como elemento que conjunta maneras de ver la vida y de buscar soluciones”.

Afirmó que el catolicismo sigue predominando en México pero indicó que hay un surgimiento de las iglesias pentecostales que ocupan espacios importantes en las fronteras norte y sur teniendo como bastión el centro y el bajío. “A lo largo del país se entretejen estas opciones que ofrecen alternativas al vivir religioso”, aseveró la entrevistada y abundó que “no solo están las iglesias sino que también los movimientos espirituales que pueden o no conjuntarse con la denominación a una iglesia, es decir, una persona puede denominarse católico y al mismo tiempo tener cercanía o inclusive ser practicante de una serie de otras formas de acercarse a lo sagrado sin que sea un problema vital”.

En el encuentro, resultado de los esfuerzos conjuntos entre el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), el Centro Peninsular en Humanidades y Ciencias Sociales (CEPHCIS) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)-Yucatán, participan 250 ponentes de más de 50 instituciones académicas y centros de investigación.

Entre los contenidos se encuentra una abrumadora cantidad de temas, entre los que destaco: derechos humanos, cuerpo, sexualidad, arquitectura, narrativa literaria, laicidad, teología de la liberación, religión, creencias a la carta, minorías, población sin religión, poder, violencia, movimientos chicanos, evangélicos, medio ambiente, territorio, pueblos indígenas del pasado y presente, relación entre sujeto de estudio e investigador, medios, informática, la santa muerte, menonitas, exorcismos, cambios demográficos.

En la ceremonia inaugural, Patricia Fortuny Loret de Mola, coordinadora general del encuentro y académica del CIESAS Peninsular, destacó la labor ininterrumpida de especialistas interesados en esta cada vez esquiva temática para analizar, discutir y compartir parte de lo encontrado en las investigaciones. “Fue en 1997 en Guadalajara cuando nació la RIFREM, entonces se organizó un evento semilla a la que asistieron y siguieron cada vez más concurridos coloquios que llegaron más allá del Occidente mexicano y después a los Estados Unidos e incluso a países europeos”.


Recordó que en la década de los años ochenta del siglo pasado los primeros antropólogos que se atrevieron a estudiar las minorías religiosas lo hicieron sin miedo a dejar de lado la lucha de clases y la cosmovisión indígena. “En el presente la amplia diversidad de temas y enfoques para abordar la religión demuestran que el estudio de lo sagrado ya alcanzó la autonomía y legitimización de un campo del conocimiento”, agregó.

El encuentro, con duración de tres días, fue inaugurado por Carlos Macías Richard, director del CIESAS-Peninsular Carlos Macías, director del CIESAS Peninsular, quien enfatizó la importancia de la colaboración entre instituciones y centros de investigaciones en tiempos de auge en el campo de las ciencias sociales y las humanidades.

“Este encuentro representa una de las actividades especializadas más importantes en el campo de las ciencias sociales y humanidades lo cual consolida el auge de estas disciplinas en la Península de Yucatán y deseamos que los resultados estimulen los intercambios necesarios en las instituciones”, añadió acompañado en el presídium de Genny Negroe Sierra, directora de la Facultad de Ciencias Antropológicas de la UADY; María E. Patiño López, representante del consejo de la RIFREM y Eduardo López Calzada, delegado del INAH-Yucatán, entre otros.

 

También te podría gustar...

Comentários no Facebook