Aumenta diferendo entre SRE y ONU

relator
El relator especial de la ONU Juan Méndez comenta que funcionarios mexicanos lo presionaron para corregir su informe.

CIUDAD DE MÉXICO.- En entrevista con El Universal, Juan Méndez, el relator especial de Naciones Unidas sobre la Tortura, ratificó que la tortura es una práctica “generalizada” en México, y agregó que ha recibido “presiones” de diplomáticos mexicanos para que corrigiera el contenido de su informe.

El relator ratifica sus conclusiones, ya que “no he encontrado todavía ninguna razón para cambiarlas”, y por lo mismo hace un llamado a un diálogo constructivo y civilizado para que el país pueda lidiar de mejor forma con esta grave epidemia.

Aseguró que hubo llamadas telefónicas y encuentros con Jorge Lomónaco, representante permanente de México ante la ONU y Organismos Internacionales de Ginebra, e incluso intercambio de correspondencia con Juan Manuel Gómez Robledo, subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, quienes le insistían en que eliminara el término ‘generalizado’ del informe que él presentó a principios de marzo.

Juan Méndez dijo que el Gobierno Federal está equivocado al afirmar públicamente que su informe está basado en 14 casos, ya que éstos involucran a 107 ciudadanos que fueron víctimas de tortura. “Son muchos otros y no pretendieron nunca ser el universo que me llevan a la conclusión de que es generalizada”.

Méndez agregó que “es una práctica generalizada porque la mayoría de los testimonios que recabé repiten las mismas características: la tortura ocurre en las primeras 24 o 48 horas de la detención; es violenta porque incluye amenazas, electrocuciones, ahogamientos, asfixias, golpes con instrumentos duros y armas punzocortantes o la destrucción de propiedades, e incluso abuso sexual”.

Además acusó que la impunidad sigue abundando, pues “en los últimos 10 años, de todas las denuncias que existen, hay solamente cinco en las que se ha llegado a condenar jurídicamente a posibles perpetradores de la tortura”.

Por último, concluyó que es injusto que algunos funcionarios mexicanos hayan dicho que él es “irresponsable y poco ético”, y aceptó que es la primera vez en su carrera que su honestidad ha sido cuestionada.

AGENCIAS

También te podría gustar...

Comentários no Facebook