El buceo local se encuentra en una franca decadencia turística

EGK98834
La falta de diversificación de la actividad acuática, le ha provocado un notable deterioro

PLAYA DEK CARMEN.-
El oceanógrafo Jacques Yves Cousteau, coinventor del regulador de buceo, visitó por vez primera la isla de Cozumel en 1945. Sorprendido de la inmensa belleza natural que posee el mundo submarino de la Isla difundió al mundo el nombre de Cozumel como la meca del buceo.

A principio del año de 1961, Jacques Cousteau, popularizó el nombre de Cozumel, como el mejor lugar del mundo para practicar el buceo deportivo gracias a la enorme visibilidad y el maravilloso lecho marino que ostenta su sistema arrecifal.

A partir de ese entonces, la Isla de Cozumel se proyectó al mercado internacional como el mejor acuario natural para los buceadores, clasificándose hasta ahora dentro de los 10 lugares a nivel mundial.

A 54 años de distancia, esta actividad turística, de la que hoy dependen la economía más de 2 mil personas de manera directa, no ha registrado diversificación alguna en cuanto a los servicios que se ofrece en la actualidad. Esta disyuntiva, ha llevado este rubro a sufrir notable deterioro; la actividad requiere de nuevo “oxígeno” para evitar su descompresión.

El consejero de la Asociación Nacional de Operadores de Actividades Acuáticas y Turísticas A. C. en Cozumel, (ANOAAT) César Cepeda Escamilla, lo admite: “El turismo de buceo ha sufrido importante decadencia en los últimos años; esto se debe a la crisis económico y el alto costo de los equipo de seguridad que se utilizan para practicar este maravilloso deporte, sobre todo por la falta de diversificación de su mercado”.

En este punto, explica que la recuperación del mercado de esta actividad turística no será inmediato, pero qué se irá dando de manera gradual a la medida que los ciudadanos norteamericanos, amantes del buceo vayan recuperando su economía y se interesen en conocer el mundo marino, pero que es necesario diversificar la oferta de los servicios ligados a este rubro.

“Los Estados Unidos, nuestro principal mercado de este segmento turístico, ha sufrido una crisis económica de mayor proporción por lo que muchos amantes del buceo han dejado de llegar a nuestro destino; creemos que esto se irá mejorando dentro de los siguientes cuatro años”, indica.
EGK98835

Cepeda Escamilla, uno de los experimentados buzo locales, reconoce que se ha realizado la promoción necesario para que las principales actividades de la Isla, como es el caso del buceo pueda reactivarse, pero que desafortunadamente no ha mostrado signos de mejoría.

Sostiene que eventos como el Scuba Fest, el Dema Show, han tenido especial importancia dentro de la promoción turística de buceo por lo que reconoce el esfuerzo de los empresarios, como es el caso de la Coparmex, pero que desgraciadamente no se ha logrado obtener la varita mágica que permita la recuperación del mercado que se ha venido perdiendo.

Dice que Cozumel no ha perdido la belleza de sus arrecifes, menos la riqueza de su mundo submarino, pero que los altos costos de los equipos de buceo han impedido la diversificación de esta actividad turística. “Por ser un deporte de alto riesgo requiere de equipos de seguridad profesionales y modernos, pero los costos que oscilan entre los 30 mil pesos mexicanos pone en apuros a los empresarios”.

Se dice que en la Isla existen al menos 40 casas de buceo que están operando sin las medidas de seguridad adecuadas, comúnmente llamados piratas, que además de poner en riesgo la integridad física de los turistas, especulan con el precio de los servicios, sumando puntos negativos contra esta decadente actividad.

El presidente de la Federación de Cooperativas Turísticas Fernán Salazar Medina, advierte que el buceo local se encuentra en una franca decadencia turística, por lo que urgió establecer un proyecto de mercadotecnia que permita su relanzamiento, pero que todos apuesten a la diversificación y modernización de sus equipos para garantizar la seguridad e integridad física de los amantes del buceo.

“Actividades como el buceo y sus servicios, han mostrado estancamiento en los últimos cinco años por diversas circunstancias, aunado a la dejadez de los prestadores de servicios turísticos, casas de buceos que siguen operando con equipos obsoletos y embarcaciones deterioradas”.

Medina, señala que en la actualidad, las temporadas altas registran una actividad promedio que no supera el 80 por ciento, mientras que las temporadas bajas han tocado fondo con un 25 por ciento, situación que ha venido a deteriorar la economía local.

Dice que es a través de la Secretaria de Turismo en Quintana Roo, que se debe impulsar un plan estratégico que permita conocer e identificar las acciones y las razones que ha causado la decadencia turística del buceo en Cozumel. (Ponciano Pool)

También te podría gustar...

Comentários no Facebook