LA ECOGRAFÍA DEBE USARSE BAJO SUPERVISIÓN MÉDICA PARA PREVENIR COMPLICACIONES EN EL EMBARAZO: IMSS

IMSS

  • Es más conocida por el nombre de ultrasonido
  • Permite al médico controlar la salud y desarrollo del producto desde las primeras semanas de gestación

Una ecografía o ultrasonido es una técnica de diagnóstico que utiliza ondas sonoras para crear una imagen de cómo se está desarrollando el bebé en el útero. También se emplea para inspeccionar los órganos pélvicos de la mujer durante el embarazo informó el doctor Gumersindo Vázquez Castillo, especialista en ginecología y obstetricia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán.

Al ser utilizada durante el embarazo permite prevenir y descartar malformaciones, así como riesgos tanto en el feto como en la madre. Este procedimiento permite al médico controlar su salud y desarrollo desde las primeras semanas de gestación; de igual forma, le ayuda a calcular la fecha probable de parto, edad y crecimiento del feto, su ritmo cardíaco, tono muscular y su movimiento.

Una ecografía del embarazo se puede hacer durante las primeras 12 semanas para confirmar un embarazo normal; buscar problemas, como embarazo ectópico o posibilidades de un aborto espontáneo, buscar embarazos múltiples, además de identificar problemas de la placenta, útero, cuello uterino y ovarios.

En cuanto a la realización de una ecografía en el segundo y tercer trimestre de embarazo, ayuda a determinar la edad, crecimiento, posición y algunas veces el sexo del bebé; identificar cualquier problema en la forma como el bebé se está desarrollando, así como examinar la placenta, el líquido amniótico y la pelvis.

Tiene el beneficio de ser de carácter no invasivo, ya que no se introduce objeto alguno en el cuerpo y no utiliza sustancias que puedan poner en peligro la salud; además de que el ultrasonido cuenta con una larga experiencia de más de 50 años en la historia de la medicina en la que sus aportes han sido benéficos y sin perjuicios.

El Seguro Social recomienda que las futuras madres se realicen el estudio con personal debidamente capacitado y certificado, para evitar diagnósticos equivocados. Con este estudio, se vigila además el adecuado crecimiento del bebé y se puede programar el alumbramiento sin problemas.

El ultrasonido se puede usar en cualquier etapa del embarazo, en el IMSS se practica uno durante cada uno de los tres trimestres del estado de gravidez, con el fin de prevenir cualquier posible peligro para la madre o el bebé.  Por otro lado, el número total de ecografías que necesite depende de si se han detectado problemas en un ultrasonido o examen de sangre previo que requieran pruebas de control.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook