Van tres viudas negras en Yucatán; elaboran mapa de rastreo

Los focos de alerta se prendieron cuando a dos meses de iniciar la campaña de detección del insecto, la Ssa confirmó la presencia de un ejemplar

MÉRIDA, 30 de septiembre.- Autoridades de Yucatán le siguen la pista a la aparición de más ejemplares de Viuda Negra en varios municipios de la entidad y elaboran un mapa de rastreo para prevenir muertes a causa de la picada de la araña latrodectus mactans.

Los focos de alerta se prendieron cuando a dos meses de iniciar la campaña de detección del insecto, la Secretaría de Salud confirmó la presencia de un ejemplar en la comisaria meridana de Xmatkuil.

También se han detectado ejemplares en los municipios de Tahdziú, Tzucacab, así como en tres comisarías de Peto.

En la zona sur de la entidad dispusieron para la población de al menos siete frascos del antídoto, con el fin de atender al mismo número de personas en caso de sufrir alguna mordedura de la araña viuda negra, informó el responsable del Programa de Zoonosis, Daly Gabino Martínez Ortiz.

Además se localizaron ejemplares en Tahdziú, Tzucacab, Peto, Valladolid y Tizimín contabilizando un total de 12 ejemplares.

Respecto a las picaduras de alacrán, explicó que éstas se incrementaron este año pues suman 23 casos en el primer semestre, cuando en el mismo periodo del año pasado fueron 20.

Hasta ahorita no hemos recibido reportes de picaduras. En esta tarea participan los 106 alcaldes quienes tienen instrucciones de mandar a analizar los ejemplares capturados, vivos o muertos”, explicó.

La especie de alacrán que se encuentra en Yucatán produce dolor intenso, “como si se estuviera quemando un carbón al rojo vivo”,-indicó, sin embargo, dijo, a diferencia de las variedades de  alacranes del Norte de la República no llegan a causar la muerte.

Se estima que en lo que va del año los animales ponzoñosos han atacado al menos a 250 personas, más de una al día. De estos ataques tres murieron a consecuencia de las abejas africanizadas.

¿Cuáles son los síntomas?

Después de dos horas de la inoculación del veneno, el paciente puede tener:

Cefalea (dolores y molestias localizadas en cualquier parte de la cabeza)
Náuseas
Escalofrío
Parestesias (adormecimientos) locales y generalizadas
Mialgia (dolor muscular)
Artralgia (dolor de articulaciones)
Diaforesis (sudoración) intensa
Dolor abdominal
Contracturas de los músculos abdominales
Priapismo (dolor intenso, con erecciones prolongadas)

El 80 por ciento de los ataques han sido en zonas rurales de la entidad donde predomina la selva baja de hojas caedizas.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook