Homenaje Al Maestro Bartolomé Loría Canto, Director De La Banda De Música De La SSP

Mérida Yucatán a 30/Sep/2014/.- Inolvidable velada la de anoche en el Teatro “Daniel Ayala Pérez”. La banda de música de la Secretaría de Seguridad Pública ofreció un concierto en el marco del cual fue homenajeado su director, el maestro Bartolomé Loría Canto.
Don Bartolomé entrega la batuta al joven y talentoso músico Enrique Collí Chan; sin embargo, continuará como director honorífico a petición del Comandante Luis Felipe Saidén Ojeda, titular de la SSP, quien desde el escenario expresó su reconocimiento al ameritado maestro.
El jefe policial, dirigiéndose al numeroso público asistente, manifestó que el maestro Loría Canto goza del aprecio y distinción de la sociedad yucateca, y de públicos nacionales e internacionales a los que con mucha dignidad ha llevado la música de la orquesta que enorgullece a la SSP.

Fueron momentos muy emotivos los de anoche. Don Bartolomé recibió el reconocimiento del Gobierno del Estado, de la SSP, del sindicato de Filarmónicos; y recibió también el aplauso y el cariño de gente de todas las edades, porque en las butacas había ancianitas y ancianitos que a juzgar por sus emocionados rostros, vivieron sus tiempos de juventud acompañados del talento del maestro Loría, hoy con 83 años de edad, 70 de los cuales ha consagrado a la música.
Don Bartolomé ingresó por vez primera a la Policía Estatal en enero de 1985, siendo gobernador del Estado Don Víctor Cervera Pacheco, causa baja en 1988 en que finaliza ese periodo del mandatario; pero regresa en 1991 y se retira en el 2012, con categoría de director de orquesta.
El Comandante Saidén le ofrece ser director honorífico; porque un maestro como él tiene mucha sabiduría por compartir, y así lo sigue haciendo, dedicando su atención y sus consejos a los noveles músicos y a los que por años han sido sus compañeros en el arte.
Fue la nieta mayor del maestro, Ana Isabel, quien recibió de él el encargo de leer las siguientes líneas autobiográficas:
Nací en Sucilá, Yucatán en el año de 1931, 18 de agosto, día de San Bartolomé. De ahí que mis padres Agapito y Dolores, me bautizaron con este nombre de pila.
Soy el mayor de cuatro hermanos, todos varones, Albino, Nicolás, y José, todos difuntos. Padre de tres hijos, Irán, Niger, y Marisa, y abuelo de seis nietos Ana Isabel, Marijulia, Scarlet, Irán, Mauricio y Mariana.

Mis hijos políticos Manolo y Lucely, números cuatro y cinco, por las atenciones que han tenido conmigo desde que ingresaron a mi familia. La compañera de toda mi vida, doña Betty, testigo de mis éxitos y tristezas, sigue junto a mí porque ha si lo quiere Dios; ya tenemos 53 años de matrimonio.
Recuerdo que mi padre Agapito me compró mi batería a los 13 años, puesto que desde niño quise ser siempre músico. Ya de adolescente ingresé en el Conservatorio de Música de Bellas Artes. Entonces estando estudiando pase a formar un grupo en el conjunto CARAVALI, formado por
puros adolescentes y fue así que empezamos a participar todos los días en el programa de la radio estación MQ con el locutor “Robles de Vega”, un gran locutor y amigo de aquel tiempo.

Después de esto formé el conjunto “Mariano”, donde trabajamos como 15 años y de ahí el sindicato de filarmónicos nos la hizo orquesta con elemento que colocó el mismo sindicato, y esta orquesta tuvo de vida unos 14 años.
Seguidamente formé la banda los “Satélites Musicales” que también hicimos 15 años trabajando para el Estado. Terminando con los “Satélites Musicales” pasé a la banda de la policía S.P.V. De ahí  recuerdo que nuestras primeras participaciones fueron  con el ballet del maestro Carlos Acereto a Estados Unidos y distintos lugares de la República.
También puedo recalcar que una de las mejores épocas de éxito fue en el tiempo del gobernador Víctor Cervera Pacheco, a quien agradezco por el apoyo que nos brindó, pues gracias a él, la orquesta se presentó durante un mes en Francia, y en España estuvimos 8 días tocando consecutivamente. Corría el año de 1988 en foros de Madrid, Barcelona, París Y Mónaco.

Continuó con la orquesta de la Policía desde 1988 hasta el año del 2013, cuando decido retirarme de la misma, permaneciendo, a petición del Secretario como director Honorario hasta el día de hoy.
Tengo 83 años, 70  de ellos dedicado al estudio de la música y con orgullo interpretando nuestras tradicionales jaranas  desde un típico pueblo de nuestro estado hasta un gran teatro de Los Ángeles.
Mis melodías favoritas son: “ De buen humor” , “Vereda tropical”, y la inolvidable “Teléfono a larga distancia”.
Con gusto me comentan que ya me ven en el internet y solicitan mis CD, Estaremos aquí en esta  tierra físicamente hasta que Dios lo decida; pero ojalá mi música perdure por muchos años y represente dignamente a nuestro querido Yucatán toda la vida.
Dios los bendiga a cada uno de ustedes y gracias por acompañarme en estos momentos inolvidables.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook