IMSS YUCATÁN INFORMA A LA POBLACIÓN MEDIDAS PREVENTIVAS PARA EVITAR CONTRAER HEPATITIS

  • Síntomas como dolor abdominal, deposiciones de color arcilla, fiebre, coloración amarillenta de piel y ojos, falta de apetito, náuseas y vómitos, provoca la hepatitis A; la causa: consumir agua o alimentos contaminados
  • Las formas B y C se producen por el contacto con fluidos corporales infectados: relaciones sexuales desprotegidas, transfusiones de sangre o productos sanguíneos contaminados y transmisión de madre a hijo en el parto

Mérida Yucatán a 29/Sep/2014/.- Como una medida de prevención, la doctora Brenda Herrera Chi, gastroenteróloga del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán dio mayor información acerca de la hepatitis y medidas de prevención de la misma, ya que de no ser controlada puede convertirse en un problema de salud pública.

Es muy importante que tanto el sector salud como la población en general trabajen juntos para el fortalecimiento de las medidas de prevención y control de la hepatitis.

Los diferentes virus de ésta causan infecciones e inflamación del hígado, mismas que pueden desembocar en cirrosis o cáncer hepático. La especialista del Seguro Social mencionó que la enfermedad puede comenzar y mejorar rápidamente (hepatitis aguda) o puede causar una enfermedad prolongada (hepatitis crónica).

Con el tipo de hepatitis A, que se contrae generalmente por la ingestión de agua o alimentos contaminados, se pueden tener síntomas como dolor o distensión abdominal, orina turbia y deposiciones de color arcilla o pálidas, fatiga, fiebre (por lo general baja), prurito generalizado, ictericia -coloración amarillenta de piel y ojos-, falta de apetito, náuseas y vómitos, así como pérdida de peso.

Por otro lado, las hepatitis B y C causan la muerte de más de un millón de personas cada año. Contrario a la hepatitis C, la B puede evitarse mediante la vacunación.

Las formas B y C se producen por el contacto con fluidos corporales infectados: relaciones sexuales desprotegidas, transfusiones de sangre o productos sanguíneos contaminados y transmisión de madre a hijo en el parto, son las más comunes.

En ocasiones, el paciente puede no presentar síntomas al resultar infectado con hepatitis B por primera vez y desarrollar insuficiencia hepática posteriormente, por lo que es importante que si tiene algún factor de riesgo para cualquier tipo de hepatitis, se realice exámenes periódicamente.

En cuanto al tratamiento, el médico analizará las opciones dependiendo de la causa de la enfermedad hepática y el daño que presenta.

Para reducir el riesgo de contagiar o contraer  la hepatitis A, siempre lávese las manos después de ir al baño y cuando esté en contacto con sangre, heces u otros fluidos corporales de una persona infectada; además, es importante evitar consumir los alimentos y el agua que no estén desinfectados o usted no esté seguro de la limpieza en su preparación.

Herrera Chi finalizó señalando que no se debe prestar artículos personales, tales como rastrillos o cepillos de dientes, no compartir agujas, extremar precauciones en caso de hacerse tatuajes y perforaciones corporales, así como el uso de preservativo en las relaciones sexuales, son algunas de las medidas para prevenir el contagio de la hepatitis B y C.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook