¿Cómo se puede prevenir el suicidio entre los jóvenes?

Te advertimos sobre las causas principales y las formas de prevenirlas

El suicidio es la tercera causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 24 años de edad.

Así lo señalan cifras de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, mientras que la Organización Mundial de Salud (OMS) advierte que las tasas de suicidio entre los jóvenes se han incrementado en los últimos años en un tercio de los países.

Las razones por la que los jóvenes se quitan la vida o intentan suicidar son complejas, dice el psiquiatra Joshua Lichtman, subjefe del Departamento de Psiquiatría del Centro Médico de Kaiser Permanente en South Bay, Harbor City.

Factores de riesgo

En primer lugar, es importante recordar que la adolescencia es una etapa difícil de cambio y crecimiento, cuando los adolescentes enfrentan presión para acoplarse socialmente, sobresalir académicamente y tomar nuevas responsabilidades, detalla el galeno.

También es un período de desarrollo y de identidad sexual, donde las relaciones se fomentan y hay una búsqueda constante de independización.

A este proceso normal de la adolescencia se suman ciertas situaciones que ponen en alto riesgo el suicidio entre los jóvenes.

«Éstas incluyen realidades o cambios significativos en la vida familiar, como vivir en un hogar disfuncional, el divorcio de los padres, una mudanza o problemas financieros», detalla el doctor Lichtman.

En este grave problema también influyen los problemas de salud mental —como sufrir de ansiedad, depresión o trastorno bipolar—; el abuso de alcohol o drogas y el ser una víctima del acoso escolar («bulling») o del abuso emocional, físico o sexual.

La orientación sexual

Según los CDC, los jóvenes gays, lesbianas, bisexuales y transexuales (LGBT) son entre 4 y 6 veces más propensos a intentar suicidarse que los jóvenes heterosexuales.

«Entre los chicos y chicas que esconden su orientación sexual por miedo a no ser aceptados, la cifra de intentos de suicidio es aún mayor», resalta el psiquiatra.

«Es por eso que el amor y la aceptación de familiares y amigos es un factor importantísimo para prevenir el suicidio  que se da entre los chicos no heterosexuales».

Formas de prevención

La intervención de los padres es la mejor prevención contra el suicidio juvenil.

«Ellos (los padres) tienen que conocer bien a sus hijos», dice el doctor Michael Peck, con consulta en Los Ángeles. «Tienen que estar atentos en el comportamiento, actividades y sentimientos de sus hijos».

Los padres deben tener pleno entendimiento de lo que está pasando en la vida de cada uno de sus hijos, y de observar algún cambio drástico —como un pobre rendimiento escolar, aislamiento de los amigos o familiar— «deben cuestionarlos para saber qué pasa y cómo pueden ayudarlos».

De comprobar que algo anda mal en la vida del menor, particularmente si hay indicios de una depresión, el doctor Peck aconseja no perder el tiempo y hacer de inmediato una cita con un consejero o psicoterapista.

«El suicidio es un problema social al que hay que ponerle mucha atención porque se ha incrementado mucho en los últimos tres años», concluye el doctor Peck, quien ha sido consultante en la producción de películas y programas televisivos sobre el suicidio entre adolescentes y jóvenes.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook