Adultos Mayores Enfrentan Serias Carencias Afectivas Y Diversas Enfermedades Mentales

  • Es frecuente que el ludópata tenga una personalidad inmadura, miedos, sentimientos de inferioridad y falta de responsabilidad.

Mérida Yucatán a 26/Sep/2014/.- Muchos adultos mayores acostumbrados a utilizar su tiempo al máximo en su vida activa entre el trabajo y la familia, al verse retirados de su jornada laboral refugian su soledad y la depresión producida por el enfrentamiento de sus duelos y apegos en el juego, se convierten en ludópatas consumados lo que les afecta gravemente en su situación anímica y económica que es lo que les proporciona estabilidad; algunos se juegan todo lo que tienen, conviven menos con sus familias por dedicar sus horas valiosas a la práctica de los juegos de azar sin beneficio alguno, declaro la Dra. Lucy Vargas Sosa, Geronto-Geriatra de la Clínica de Medicina Familiar Mérida del ISSSTE.

La especialista en la atención integral de adultos mayores dijo que es necesario cuidar a la gente grande para que no se aficionen en este terrible mal, la cultura debe cambiar no es normal decir “Voy a llevar a mi mamá a jugar a las cuatro y regreso por ella a las  10”,  la cultura en general es la que está mal, los jóvenes de la tercera edad no se deprimen por casualidad algo les sucede y en reciprocidad a los años que nos dedicaron debemos escucharlos y comunicarnos con ellos, no debemos excluirlos de la interacción familiar y mucho menos ignorarlos; La geriatra recomendó esperar con verdadera alegría a los familiares que lleguen a esta edad para disfrutarlos y atesorarlos al máximo, es importante trabajar en la salud mental para lograr la armonía  que se basa en el equilibrio de saberlos integrados plenamente a la sociedad.

Comento que el juego aunque pueda parecer un vicio, es una enfermedad psicosocial, las personas han llegado a perderlo todo, dinero, familia, trabajo, relaciones, por culpa de su dependencia del juego. Para estos enfermos, el juego es una obsesión que puede considerarse como un descontrol de los impulsos, lo mismo que sucede con el impulso de robar (cleptomanía) o de quemar cosas (piromanía).

La doctora recalcó que todos sabemos que si se llaman juegos de azar es porque no hay forma de controlar sistemáticamente los resultados del juego y, por tanto, apenas intervienen las habilidades de la persona para saber cuándo se cantará bingo, si la ruleta se detendrá en tal o cual número o si el premio de la lotería se venderá en tal o cual localidad. Por otro lado, algunos ludópatas se excusan asegurando que jugar les libera de tensiones cotidianas, que les divierte, les distrae o les permite albergar la esperanza de un futuro sin problemas económicos.

Los adultos mayores tienen otras opciones como las que les ofrece la delegación del ISSSTE en Yucatán en los Talleres de Terapia Ocupacional para hacer de su tiempo libre algo productivo como activación física,  clases de manualidades entre otras. Últimamente hay muchos casos de adultos que han decidido volver a las escuelas y hoy cursan una carrera universitaria o aprenden otro idioma.
ludopatia 1

También te podría gustar...

Comentários no Facebook