Especialista Del Imss Da Recomendaciones A Mujeres Embarazadas

 

  • Desde el inicio del embarazo, la mujer debe tener una alimentación balanceada, libre de irritantes y adecuada hidratación para que le llegue la energía necesaria a ella y al bebé
  • En cuanto al estreñimiento, de un 30 a 40 por ciento de mujeres embarazadas lo padecen, se puede combatir con una buena alimentación rica en fibra y, dado el caso utilizar laxantes, para eso es importante consultar con el médico

Mérida Yucatán a 25/Sep/2014/.- Cuando una mujer está embarazada o planea quedar embaraza debe de prepararse con una serie de cuidados de diversos tipos, en especial en la alimentación, ya que si tiene una ingesta de alimentos con nutrimentos necesarios será beneficioso tanto para ella como para el bebé, señaló el doctor Eduardo Guzmán González, ginecólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán.

Desde el inicio del embarazo, la mujer debe tener una alimentación balanceada, libre de irritantes y adecuada hidratación para que le llegue la energía necesaria a ella y al bebé, cuidando de no subir demasiado de peso, además de una ingesta adecuada de fibra para evitar trastornos como hemorroides o incluso circulatorios.

Es importante que fraccione la dieta en cinco porciones iguales: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena para tener niveles energéticos constantes; y al comer en pequeñas cantidades previene la sobre distención del estómago, evitando la pesadez y sentir náuseas o vomitar.

Aunque existen muchos antojos en el embarazo, es importante que la futura mamá intente controlarlos en la medida de lo posible. Por ejemplo, en ocasiones se les antojan alimentos picantes, mismos que son irritantes y provocan mucho malestar, en especial en la mujer embarazada porque el vaciamiento gástrico, por cuestiones hormonales, está muy disminuido favoreciendo esta molestia.

La ganancia de peso en el embarazo se recomienda sea no mayor de nueve a 11 kilos; por lo que si le resulta difícil controlarlo, puede acudir a un apoyo nutricional.

Si antes de embarazarse o al inicio del mismo padece de sobrepeso, se debe tener mayor atención al mismo, para prevenir dislipidemias o diabetes gestacional; si ya se padece de diabetes mellitus debe tener un adecuado control de azúcar y peso, consultando debidamente con su médico.

Siempre es recomendable que antes de concebir la paciente esté en su peso ideal, ya que de no ser así pueden haber mayores complicaciones; por otro lado, debe tomar ácido fólico, cambiar a un estilo de vida saludable, evitar fumar, descartar alguna alteración hormonal, además de que también es importante tomar exámenes médicos para descartar enfermedades o infecciones.

En cuanto al estreñimiento, de un 30 a 40 por ciento de mujeres embarazadas lo padecen. Se puede combatir con una buena alimentación o alimentos ricos en fibra como ciruela pasa, papaya, y dado caso, utilizar laxantes que no sean dañinos en el embarazo, para eso es importante consultar con el médico.

Los carbohidratos son ejemplos de alimentos que propician una mala circulación intestinal, de ahí el estreñimiento. El hecho de que la paciente embarazada tenga que pujar para poder evacuar, sobre todo en el segundo y tercer semestre de gestación, puede favorecer la presencia de hemorroides; es importante que consulte con su médico para evitar los síntomas y mayores complicaciones, ya que no se le pueden realizar métodos quirúrgicos, hasta finalizar el embarazo.

Aunque el médico del IMSS apuntó que por lo general las hemorroides mejoran y desaparecen al término del mismo.

Por último, si la mujer padece de obesidad y está embarazada, los factores de riesgo relacionados a muerte fetal intrauterina, trastornos hipertensivos, en el crecimiento fetal o diabetes gestacional aumentan, por lo que se le debe vigilar constantemente; además de que ésta debe de tener una dieta balanceada con restricción en el consumo de carbohidratos.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook