Se violenta otro informe sin indicadores para medir la efectividad

El Departamento de Protección Civil es reactivo y no proactivo para prevenir a la población en caso de algún desastre natural.

Mérida, Yuc., 23 de septiembre.- Una vez más y en otra clara muestra que las leyes y reglamentos no tienen ninguna validez para esta administración municipal que encabeza el alcalde Renán Barrera Concha, se violentó el reglamento en la cuarta sesión ordinaria del Consejo Meridano de Protección Civil, un acto de forma que deja mucho que desear del fondo de acciones, que son nulas a favor de la ciudadanía.

«El reglamento de Protección Civil del Ayuntamiento es claro en las funciones que como Presidente del Consejo Meridano de Protección Civil tiene el Alcalde. Una de ellas es la que señala el artículo 12 fracción VII, que impone al presidente del Consejo, en este caso al primer edil, a rendir un informe de actividades al propio Consejo sin que pueda delegar dicha responsabilidad en otra persona», señaló Segura Pérez.

«Pero en la sesión ordinaria del Consejo Meridano el informe fue realizado por el Director de Gobernación Rafael Pinzón Miguel, contraviniendo lo estipulado por el reglamento porque incluso el único que podría presidir en lugar del presidente del Consejo es el Coordinador General Alejandro Ruz Castro, quién también estaba presente y no intervino en el acto».

Pero más allá de esta formalidad, Segura Pérez dijo que en el informe rendido, una vez más esta administración municipal panista no presenta elementos para evaluar el desempeño de esta dependencia municipal.

«Escuchamos algunas actividades realizadas sin que pudiéramos establecer la efectividad de las mismas; ya que por ejemplo nos informaron que se realizaron 700 inspecciones a establecimientos comerciales, sin que nos enteraran cual es el universo de establecimientos que existen en Mérida para saber el nivel de efectividad de dichas acciones».

Pero es lógico no poder evaluar estas acciones porque simplemente no existen los líneamientos establecidos en el Plan Municipal de Desarrollo en materia de protección civil y mucho menos una política pública bien definida

«Pero lo más preocupante es que este ayuntamiento carece de voluntad e interés sobre un tema tan sensible. Basta recordar que desde hace un año y a iniciativa de esta comisión especial, la sociedad civil organizada presentó siete propuestas muy serias para actualizar el reglamento municipal de protección civil que tiene una vigencia de más de 10 años, lo que representa una falta de respeto para todas las instituciones que depositaron su confianza en este ayuntamiento para trabajar en la protección civil municipal».

«La característica de este ayuntamiento es ser reactivo ante la presencia de los eventos perturbadores que han afectado a la sociedad. Recordemos que el espíritu de protección civil es la prevención y en dos años de gobierno muy poco se ha hecho al respecto,  reconocemos la iniciativa de la Canirac de capacitar a los trabajadores de los restaurantes, materializando la máxima de que protección civil somos todos».

«No cesaremos en nuestra intención de que el departamento de protección civil municipal se vea fortalecido en el presupuesto del ayuntamiento; a pesar de que en el plan municipal de desarrollo no se encuentre contemplado como una línea de acción suceptible de ser reflejado en la aplicación de los recursos públicos.

«La característica de este ayuntamiento es la falta de planeación; programación y orden. Trabajar de manera reactiva y sin la previsión necesaria para eficientar la aplicación de los recursos», finalizó diciendo Segura Pérez.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook