Condenan Y Confirman Saqueo De Arte Sacro En Seye


Campanario de la capilla de la mejorada donde también se robaron la campana en Seyé.

Seye Yucatán a 21/Sep/2014/.-
El Padre Felix Olavo Tec Chi levantó la voz este domingo en contra de sacrílegos que actualmente han sentado sus reales en la población de Seyé, así mismos reveló que hace algunos meses fue robada también la campana de la capilla de la mejorada, hecho que no se dio a conocer por la esperanza de poder recuperarla.

Como se informó, apenas a mediados de Agosto pasado la imagen de San Bartolomé Apóstol, patrono de la localidad sufrió el robo de un implemento representativo y sufrió el desprendimiento de una mano, semanas después fue robada la campana de la capilla de la Santa Cruz, ubicada a tan solo cuatro cuadras de la parroquia de San Bartolomé.

El saqueo del acervo sacro de Seyé comenzó desde hace ya varios meses a vista y paciencia de las autoridades municipales que nada han hecho por evitarlo. Se sabía del robo de la campana de la mejorada pero la iglesia guardo silencio por prudencia y luego vino el robo a la imagen del Santo Patrono y después el robo de otra campana.

“No podemos cometer pecado de omisión, callar también es un pecado y estos hechos son reprochables, condenables, Dios castigará a los culpables si no se arrepienten y reparan el daño que le están haciendo a las propiedades de Dios, porque esas cosas que se llevaron están consagradas a él” Señaló el padre Felix Olavo. coadyuvante del Pbro. Diego O’Horán Pech, párroco de la comunidad, al confirmar el saqueo que está sufriendo la iglesia de Seyé en la misa de diez de la mañana.

El monto de lo robado a la iglesia ascendería a más de setenta mil pesos en tan solo unos meses si se suma el precio de las dos campanas y el cuchillo de plata que le fue arrebatado a la imagen de San Bartolomé, además del costo por su restauración.

El alcalde del municipio Ermilo Dzul Huchim guarda total silencio al respecto y desde hace ya varios meses que no despacha en palacio y únicamente su hija Diana Dul Leo es la que se encarga de los pagos a los trabajadores del ayuntamiento.

La policía municipal no vigila los lugares donde se ubican las capillas y nadie de la corporación quiere hablar acerca de los hechos delictivos en contra de la iglesia. Apenas ven a los representantes de prensa dirigirse a ellos y se resguardan en el interior de sus patrullas o  del palacio municipal donde cierran todos los accesos.

No se sabe si la Fiscalía del Estado intervendría al respecto ya que también se han reportado diversos robos a casa habitación en las que, aprovechando que sus habitantes salen, amantes de los ajeno se meten a las casas y se llevan sus pertenencias.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook