Saquean tiendas actos de rapiña en BCS; se llevan pantallas, hornos, caminadoras…hasta la cervezas

Algunos habitantes de Los Cabos aprovecharon el caos tras el paso de ‘Odile’ para realizar actos de rapiña a comercios; sacan en ‘carritos’ desde refrescos hasta refrigeradores

LOS CABOS, 18 de septiembre.— La falta de alimentos ha provocado que afectados por Odile incurran en más actos de saqueos y rapiña e incluso violencia contra personas que cuidan algunas tiendas en esta ciudad para evitar robos.

Para los habitantes,  la dieta incluye un refresco de cola en las colonias populares, como en La Ballena del municipio de Los Cabos, donde los vecinos exigen despensas con su respectivo refresco, como es el caso de Ana Chávez.

“No hemos comido, queremos comer, queremos despensa, queremos una coca, leche, pañales, comida, agua; no han venido, nada.”

Durante un recorrido de Excélsior por Los Cabos se vio  la desesperación de las personas que tienen que caminar largos trechos para llegar a sus trabajos, caminan porque no hay transporte público, no hay taxis y en caso de abordar uno se tiene que pagar entre los 600 a tres mil pesos.

Todos caminan por la falta de gasolina que genera largas filas para conseguir solamente 20 litros, como lo menciona Yolanda Martínez Martínez.

“Hay personas que han estado formadas más de cuatro horas para nada más 20 litros, 200 pesos de hecho. Ayer fueron 100 pesos por persona, hoy 200 pesos por persona, pero el hecho es que es la única gasolinería abierta, no hay más gasolinerías abiertas”.

Esto se vive de día. De noche, bajo el amparo de la oscuridad, comienza la rapiña en tiendas de autoservicio y comercios particulares; decenas de personas de Los Cabos San Lucas y San José de Los Cabos salen a las calles para abrir negocios y robarlos.

Calles oscuras que son iluminadas por decenas de autos y camionetas que se estacionan sobre las avenidas donde se ubican los grandes centros comerciales que son vaciados en cuestión de horas.

Refrigeradores, aparatos electrodomésticos, llantas, anticongelante; todo es bueno para llevárselo al grito de “Viva México…”.

Algunos dueños de comercios han apostado a su personas con rifles de aire y bates para defenderse de los hurtos, lo cual ha provocado algunas peleas con los habitantes de Los Cabos.

Empleados de un supermercado afirmaron que la compañía donó todas las existencias de comestibles, pero  hubo peleas cuando algunas personas incitaron a otras a robarse otros artículos.

Algo que empeora la situación en Los Cabos es la falta de servicios de emergencia como ambulancias, bomberos y seguridad debido a la falta de combustible. A esto se le une la acumulación de basura y animales muertos que no han sido recogidos desde hace más de cuatro días.

Se veían largas filas en las tortillerías y los lugares en los que se vende hielo. La gente trataba de proteger del calor los suministros que les quedaban.

Luis Andrés Córdova Urrutia, secretario de Gobierno de Baja California Sur, dijo que ante los saqueos se puso en marcha un plan de emergencia integrado por la Gendarmería, Policía Federal y Ejército mexicano, para evitar que los saqueos se multipliquen.

Operaciones de Walmart

Por otra parte, Antonio Ocaranza, director de Comunicación de Walmart, informó que  la compañía tiene ocho unidades en Baja California Sur.

Cuatro de ellas están operando y dando servicio normal, es decir, una Bodega Aurrera y un Sam’s en Ciudad Constitución; así como una Bodega Aurrera y un Walmart en La Paz.

Ocaranza manifestó que la compañía tiene cuatro unidades en San José del Cabo y Cabo San Lucas (una Bodega Aurrera, dos Walmart y un Sam’s), que no operan por falta de electricidad y que han sufrido saqueos de mercancía.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook