Conozca Las Diferentes Causas Que Puede Provocar La Nicturia

 

 

  • Se define comola necesidad de orinar durante la noche
  • En este grupo de edad generalmente se asocia, en los varones, a crecimiento prostático, y en las mujeres, a la baja en la producción de estrógenos
  • Es obstáculo para un sueño reparador; por ello es importante consultar ya sea en los módulos de PrevenIMSS o con su médico familiar

Normalmente, la cantidad de orina que el cuerpo produce disminuye durante la noche. Esto permite que la mayoría de la gente pueda conciliar el sueño en promedio de seis a ocho horas sin tener que ir al baño; sin embargo, algunas personas tienden a despertarse para orinar durante la noche, interrumpiendo su ciclo normal de sueño, lo que podría ser un síntoma de lanicturia.

El urólogo José Hernández López, especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), aseguró que la nicturia se define comola necesidad de orinar durante la noche. Se trata de un trastorno cuyo origen puede ser muy variado y llega a ser muy común en cerca de 40 por ciento de la población a partir de los 50 a 55 años de edad.

Hernández López mencionó que en este grupo de edad generalmente se asocia, en los varones, a crecimiento prostático, y en las mujeres a la baja en la producción de estrógenos.

Cuando se padece de nicturia, la persona debe de ir al baño más de una vez durante la noche. Aunque las causas citadas con anterioridad, son frecuentes detonantes de la enfermedad, existen otras que igualmente pueden desencadenarla, entre ellas: exceso de concentración de azúcar en sangre (diabetes) e infecciones urinarias, insuficiencia renal crónica o cardíaca, nivel elevado de calcio en la sangre; así como ciertos medicamentos, por mencionar algunas.

Beber demasiado líquido durante el final de la tarde puede provocar que usted orine con más frecuencia durante la noche. La cafeína y el alcohol durante la cena también pueden conducir a este problema.

Es un hecho que con la edad, la capacidad de volumen de la vejiga se va perdiendo y si a esto se suma que la persona padezca alguna de las afecciones ya citadas, el problema puede empeorar. En el caso de los varones, el crecimiento prostático (hiperplasia prostática), ejerce presión sobre la uretra e impide que la vejiga se vacíe totalmente, de ahí la necesidad de ir más veces al baño.

En el caso de las mujeres, señaló el especialista del IMSS, además de la baja de estrógenos propia del climaterio y la menopausia, la pérdida de fuerza en los músculos que sostienen la vejiga (prolapso vesical), es una causa frecuente de nicturia.

Esta afección también puede derivar de problemas a nivel del corazón y en general de complicaciones circulatorias y renales porque quienes las padecen, tienden a acumular el líquido durante el día en las piernas y otros tejidos; y al acostarse, el agua se reabsorbe, obligando al riñón a continuar produciendo orina al ritmo habitual.

En ocasiones, el simple hecho de no estar bien cobijado -situación especialmente frecuente en invierno o con los cambios de temperatura-, provoca la necesidad de levantarse a orinar durante la noche, pero lo que es un hecho es que la nicturia llega a ser un obstáculo para un sueño reparador, de ahí la importancia de que, si ésta se prolonga por varios días, es importante consultar ya sea en los módulos de PrevenIMSS o con su médico familiar.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook