El poderoso huracán Odile tocó tierra la noche

CABO SAN LUCAS, BCS. 15 de septiembre .— Cortes de energía eléctrica, suspensión de clases y de la celebración del Grito de Independencia, así como compras de pánico y medidas extraordinarias de emergencia, es lo que viven los habitantes de Baja California Sur ante del impacto del huracán Odile, de categoría tres.

A las 23:45, Odile tocó tierra en las inmediaciones de Cabo San Lucas, con vientos sostenidos de 205 kilómetros por hora,  rachas de hasta 250 km/h y con un desplazamiento de 28 kilómetros por hora hacia el nor-noroeste, según el reporte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

164 albergues fueron dispuestos en los cinco municipios de Baja California Sur

Odile tocó tierra con lluvias torrenciales en toda la península, donde hay medidas extremas de seguridad, pues ya hay árboles y postes de luz caídos, así como vidrios rotos.

Luego de señalar que fueron retirados cientos de diablitos en las colonias populares, el delegado municipal de Cabo San Lucas, Martín Lagarda Ruiz, anunció que ante la llegada de Odile la Comisión Federal de Electricidad (CFE) acordó suspender anoche el suministro de energía eléctrica en zonas de Cabo San Lucas.

Durante la sesión del Consejo Delegacional de Protección Civil, Lagarda Ruiz hizo un llamado a la población a tomar las medidas ante el corte del suministro de energía.

“Con los vientos y las lluvias, los llamados diablitos se desconectan; hemos tenido desgracias, gente que se electrocuta en las colonias populares que están en zona de alto riesgo al intentar conectar los diablitos.

26 mil turistas extranjeros están en hoteles de Los Cabos

“Nos parece acertada la medida de prevención que tomó la CFE de desconectar el suministro de energía eléctrica. Hacemos un llamado a los habitantes para que tomen sus precauciones: tengan listas las lámparas de mano, los quinques o vayan al super a comprar veladoras”, expresó el funcionario municipal.

Informó también que a partir de las tres de la tarde de ayer se suspendieron todo tipo de operaciones en el aeropuerto internacional de San José del Cabo “como medida de precaución”.

El gobernador de Baja California Sur, Marcos Covarrubias, informó que hoy habrá suspensión de clases en tres municipios para todos los niveles educativos.

Informó, durante la sesión del Consejo Estatal de Protección Civil, a la que acudieron representates de los tres niveles de gobierno, que los festejos por el Grito de Independencia también será suspendidos en La Paz, Los Cabos y Comondú.

43 por ciento de ocupación hotelera se tenía en Los Cabos al momento del impacto

La suspensión de los festejos patrios y de las clases se extendió más tarde a todo el estado de Baja California, sobre todo por el cambio de trayectoria de Odile, que recorrerá la península para luego salir al Mar de Cortés, de acuerdo con las previsiones de la Conagua.

Información en hoteles

Durante un recorrido por el corredor turístico Cabo San Lucas–San José del Cabo, Daniel Mazini, subgerente de uno de los hoteles, informó que trabajan de acuerdo con las indicaciones de Protección Civil y bajo los protocoloes de la Asociación de Hoteles de Los Cabos.

“Se le ha estado informando a nuestros huéspedes todo el tiempo y desde ayer (sábado) que estamos preparados. Los huéspedes tienen cultura de huracanes. No hay pánico entre los turistas, el hotel es seguro y tenemos espacios donde podemos habilitarlos como refugios temporales”, afirmó, Mazini, quien también informó de reservaciones canceladas ante la llegada de Odile.

La Capitanía de Puertos de Los Cabos colocó a su vez banderas rojas en todas las playas para evitar desgracias, ya que las olas, informó, alcanzan hasta cinco metros de altura.

El secretario general del XI Ayuntamiento de Los Cabos, Jesús Druck González, informó  en tanto que hasta el momento tienen albergadas a poco más de dos mil personas, también como medida de precaución. Seis albergues fueron activados en la zona urbana

Las autoridades hicieron un llamado a los propietarios de bares y restaurantes a no abrir sus establecimientos, no como medida obligatoria, sino como una manera de apoyar las medidas preventivas.

Compras de pánico

Asimismo, ante la elevada afluencia a las gasolineras del estado, el superintendente de Petróleos Mexicanos (Pemex), Horacio Jiménez Cruz, hizo un llamado a la ciudadanía para evitar compras de pánico del combustible.

Sin embargo, la población sí inició las compras de pánico pero en los supermercados de La Paz, así como a colocar protección en ventanales y puertas. Atún, sopa instantánea, agua embotellada, veladoras y papel higiénico son los productos que colmaban los carritos de súper.

Plan Marina se mantiene alerta

Ante el riesgo por el huracán Odile, la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) mantiene en operación el Plan General de Auxilio a la Población Civil en Zonas y Casos de Desastre o Emergencia, denominado Plan Marina.

La estrategia de seguridad y atención tiene como misión auxiliar a la población civil ante contingencias provocadas por el hombre o naturales, con la participación conjunta de dependencias del gobierno federal, como las secretarías de Gobernación y de la Defensa Nacional.

También participan autoridades estatales y municipales, con la colaboración de organizaciones del sector privado y social de las comunidades que resulten afectadas.

La Semar informó que desde el pasado 10 de septiembre se puso en operación el Plan Marina ante la formación del fenómeno natural en el Pacífico mexicano, en su fase de prevención con el objetivo de mantener listo al personal, material y equipo de la Armada de México que participa en las acciones.

El objetivo es que, ante cualquier contingencia, se auxilie a la población civil en las zonas que pudieran resultar afectadas ante el paso de Odile, y así aminorar los daños que se pudieran presentar.

En su fase inicial, el Plan Marina se aplicó en las costas de Oaxaca, Guerrero y Michoacán, y permanece la alerta para Colima, Jalisco, Nayarit, Sinaloa y Baja California Sur.

La Armada de México recomienda a la población de las entidades que se vean afectadas por el paso del fenómeno meteorológico que atiendan las medidas que la dependencia, Protección Civil y autoridades portuarias indiquen.

En el sitio de internet http://meteorologia.semar.gob.mx se puede seguir la evolución del meteoro, y también se atenderán llamadas de auxilio en los números telefónicos: 01 800 627 46 21 y el (55) 56246500.

En Baja California Sur, el comandante de los Bomberos de Cabo San Lucas, Juan Carvajal, afirmó que los habitantes de la región nunca han conocido los efectos de un huracán de esta magnitud, “así que es importante que lo tomen con seriedad. Yo recomendaría que atiendan los avisos ya sea de Protección Civil, del Ejército, la Marina, la Cruz Roja, los Bomberos y la policía”.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook