La arquitectura y la pobreza en América Latina


• Queremos profesionales preocupados por las necesidades sociales

Mérida, Yucatán, 10 de septiembre de 2014.- «El paradigma actual del arquitecto es que debe hacer grandes obras refulgentes y éste no es el paradigma que la Facultad de Arquitectura quiere conceptualizar entre sus estudiantes”, afirmó Ginés Laucirica Guanche, director de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Yucatán, en la inauguración del Segundo Simposio de Arquitectura “Pobreza en América Latina: Desafío para la Arquitectura”, que organizaron estudiantes de este plantel universitario.

Señaló que es preciso conceptualizar que las obras que diseñen nuestros egresados deben atender realmente las necesidades sociales y no para que el arquitecto se sirva de ellas “este profesional debe asumir una posición diferente a la que ahora se tiene, una percepción, en la cual, la refulgencia ni la magnificencia debe prevalecer”.

Laucirica Guanche indicó que se necesitan arquitectos consientes, objetivos y con humildad en el pensamiento, en la observación y en el entendimiento “no tratar de pulir y dar brillo a su nombre a través de sus obras como arquitecto famoso y que pueda ser contratado a altos precios por las sociedades dominantes”.

Explicó que no es fácil encontrar en nuestro país a personas que trabajen en estos ámbitos ya sea en la arquitectura, ingeniería, construcción y el urbanismo “poco a poco hemos ido buscando y encontrando profesionales que si trabajan preocupados por las necesidades sociales y son precisamente los que participan en este simposio”, acotó.

En ese sentido, exhortó a los estudiantes a aprovechar la experiencia, los conocimientos y sobre todo la humanidad de los expertos y especialistas de las Universidad Autónoma Nacional de México, Autónoma de Yucatán y de la Universidad Iberoamericana que participan en este simposio.

“No solamente nos dan un punto de vista diferente del que vemos en las revistas esplendorosas de arquitecturas, ya que estas obras y acciones normalmente no salen en ellas”, añadió.

Alertó que el planeta ya no aguanta más la indiferencia y la inconsciencia, “el “me vale”, no es una expresión válida para un profesionista de la Universidad Autónoma de Yucatán, esta institución necesita que cada uno asuma con responsabilidad su rol y papel, unos formando recursos humanos, otros trabajando a favor de las personas, no aprovechándose de ellas”.

“Al concluir la licenciatura salen a la vida real, la cual es muy diferente a la que se vive en las aulas, asumir la responsabilidad de participar en los cambios sociales no con la violencia, sino con el trabajo individual y colectivo, es algo que implica valor, responsabilidad y coraje para no dejarse llevar por la inercia social y lo que el capitalismo ofrece”.

María Cistina Martín Rosado, consejera alumna de la Facultad de Arquitectura, explicó que el propósito de este foro es que lo estudiantes tengan una visión de cuál es el papel del arquitecto ante la crisis y pobreza que hay en Latinoamérica.

“Que tengan un visión más social y apliquen sus conocimientos en beneficio de la sociedad, no criticamos ningún tipo de desempeño arquitectónico, lo que intentamos es fomentar la responsabilidad social universitaria”, precisó.

El simposio se realizará del 10 al 12 de septiembre, en la Facultad de Arquitectura, en el cual se contemplan conferencias magistrales, ponencias, mesas de panel y talleres, teniendo como eje temático la arquitectura y la pobreza en América Latina.

 

También te podría gustar...

Comentários no Facebook