El Papa acepta renuncia de cardenal irlandés acusado de omitir casos de pederastia


El prelado Sean Brady, jefe de la Iglesia católica en Irlanda, fue señalado de mantener silencio sobre abusos sexuales a niños por un periodo de más de 30 años

ROMA, 8 de septiembre.- El papa Francisco aceptó la renuncia del jefe de la Iglesia Católica Romana en Irlanda, que había sido acusado de mantener silencio sobre abusos sexuales a niños por parte de sacerdotes.

El cardenal Sean Brady anunció su plan de retirarse en agosto, justo antes de cumplir 75 años, la edad en que todos los obispos deben ofrecer su renuncia al pontífice, que puede rechazarla o aceptarla.

Brady, quien personalmente nunca fue acusado de abuso, pidió disculpas en la época en que fue emitido el documental de la BBC, aunque dijo que éste era engañoso.

Brady se vio envuelto en un escándalo de abuso sexual de menores, que remeció a la Iglesia en Irlanda, cuando un documental televisivo emitido por la BBC en el 2012 dijo que él no había advertido a los padres que sus hijos estaban siendo abusados sexualmente por un sacerdote en 1975.

El Vaticano informó el lunes que Brady sería sucedido por monseñor Eamonn Martin, de 52 años, que fue designado el año pasado como arzobispo adjunto de Armagh, una importante diócesis en Irlanda del Norte cuyo arzobispo tiene el título de «Primado de toda Irlanda».

Martin en la práctica tomó el control de la diócesis tras ser designado en el cargo y así liberó a Brady de la vergüenza de dejar su puesto antes de su retiro programado.

El abusador mencionado en el documental, el padre Brendan Smyth, murió en 1997, tras cumplir un mes de una sentencia de 12 años en prisión luego de declararse culpable de 74 cargos de abuso sexual e indecente de niños y niñas por un periodo de más de 30 años.

Escándalos de abusos sexuales han afectado a la Iglesia católica por más de dos décadas y grupos de víctimas han estado presionando al Vaticano para que los obispos que encubrieron crímenes den la cara.

La víctima de abusos por parte de un sacerdote Marie Kane pidió directamente al Papa que sacara a Brady de su puesto por el escándalo, según una entrevista publicada por Irish Times en junio, el mismo día que el papa Francisco realizó una misa con víctimas ya adultas.

Durante esa homilía, el pontífice dijo que los crímenes sexuales cometidos por miembros del clero habían tomado las dimensiones de un culto sacrílego.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook